Seleccionar página

Traigámoslo al Festival de Viña, como humorista.

“De la Publicidad al Arte” era el lema del pintor surrealista René Magritte que creía, ingenuamente, que era posible partir de abajo e ir subiendo a la cima. Pero un publicista me dijo: Los publicistas NO vamos a los museos, porque el Arte NO sirve para nada. Los expertos en comunicación tienen un axioma: La mala información vacuna contra la buena información.

En otras palabras: el lector de Harry Potter NO leerá Crimen y Castigo de Fedor Dovstoievski. El Lector de Autoayuda jamás lee Filosofía, como dijo Fernando Savater. De ahí que nadie me leerá jamás nunca, hasta después de mi muerte.

Algunas de sus expresiones, frases e ideas me han recordado otras, con las que intentaré contrastarlas.

1.- Cuando dice: «Tan siglo XX… Contratos para toda la vida…», me recuerda a «Nada moderno, pero muy siglo XX», una frase que tenía de muletilla Ortega y Gasset, pero con el sentido contrario al de este cabro. El viejo creía a pie juntillas, que el siglo XX cambiaría el Mundo, pero el Mundo terminó cambiándolo (paráfrasis a Lenon). Él se ríe del siglo XX, como Pepe, el Viejo se reía del aburguesado siglo XIX.

¿Qué ha cambiado?

La tramoya, la ornamentación del escenario y las butacas. Ahora sigue siendo el mismo porcentaje de la población, la que sabe lo que hay que saber: Nunca ha sobrepasado el 1%.

¿Qué dirán de nosotros en el siglo XXII? (Si es que en cien años aún hay seres humanos que sepan que sería el año 2100 de una Era Común, que ya NO la será)? Bertolt Brecht pedía compasión por los horrores del siglo XX.

Extrapolo lo que pensarán: “Malditos desgraciados que se cagaron el planeta y ahora somos radiactivos, respiramos plástico y bebemos herbicidas, plaguicidas y raticidas y el SIDA es nuestro resfriado común”.

2.- «Contratos para toda la vida»… como el matrimonio. La Modernidad líquida del polaco Waugmant.

3.- «Abundancia FM»: ¿Alguien se ha tomado en serio esta idea y ha fundado una radioemisora con ese nombre? Como no tengo radio, no tengo idea si exista. La guglearé a ver, pero Si NO existe, lo encuentro el mayor contrasentido de tanto «Pensamiento Positivo» y una buena razón para reírme a carcajadas.

NOTA BENE: https://radioabundancia.jimdo.com/ (Me fue imposible No carcajearme hasta volver a molestar a mis vecinos, esto de la depresión es terrible). Esto de la Libertad, como vi en una mala película, es la Libertad para ser pendejos. Nadie sabe para quien trabaja. Es sarcástico que oyendo a un New Age, una de sus grandes ideas fuese concretada por el conservadurismo ultramontano.

Me ha hecho reír, lo llevaría al Festival de Viña, como humorista. Tal como él mismo dice: Ahí sí que valdría la pena encender el televisor.

4.- «¡Vaya americanada!» ¿Es lo que estoy imaginando que es? Es que me duele la guata y los vecinos rechinan por mis carcajadas. ¿Se atreve a reírse de los yanquis, siendo más yanqui que millones de ellos? El rizo del rizo, como dicen los antiguos.

5.- “Estar con uno mismo”: MEDITACIÓN. Blaise Pascal, el único francés al que respeto de todo corazón, por ser el único que de Verdad pensó hasta las últimas consecuencias, con lo poco que tenía para ello, dijo en uno de sus pensamientos: TODOS LOS PROBLEMAS DE LA HUMANIDAD NACEN DE QUE LA GENTE NO PUEDE ESTARSE QUIETA EN SUS HOGARES NI SIQUIERA MEDIA HORA. (Cito de memoria, porque me robaron media biblioteca, entre la cual estaba su maravilloso libro, donde aprendí a distinguir el chanterío de la Verdad)

Lo que odio de la autoayuda es su vocación por el eufemismo y el reduccionismo, simplificación excesiva que deja un aspecto, que nunca es el originario, ya que sus ideas no son propias, sino que han sido extraídas desde la filosofía y las ciencias, dejando fuera aspectos importantes, generalmente su contextualización y advertencia de alcances y límites, los cuales borran alegremente en sus hiper simplificaciones de la Realidad.

6.- “Ser, Hacer, Tener”: Buddha dando un dulce a los niños, para que les sepa agradable a los sentidos la Iluminación. Pero a esto lo refuta Job: el tipo NO sólo era bueno, era el mejor de su tiempo, pero lo perdió todo. Eso obedece a que el Universo es Discontinuo. Como decían los estructuralistas: «Sin Solución de Continuidad», en contra de la homogeneidad propuesta por primera vez por Anaxímenes y adoptada como Doctrina Secreta por los Pitagóricos: El Todo es similar en todas sus partes, lo cual es falso.

Las Leyes quánticas NO rigen los movimientos planetarios, ellos son explicados por la Relatividad General. Lo que está en medio sigue explicándose por la física Galileo-Newtoniana. No hay un “Mundo”, sino tres: El cuático, el newtoniano y el einsteniano o relativista (con su geometría NO ecuclidiana, es decir, contrario sensu a como ven las cosas nuestros ojos de la cara).

Lo que rige un aspecto de la realidad, NO es extrapolable a otro aspecto de la realidad. En los contados casos en que sí se puede, lo es con graves mermas y grandes ajustes o prevenciones de aproximación e imprecisión. He ahí por qué La Poesía NO es ciencia: La Metáfora fuerza la unión de dos mundos que «naturalmente» NO tienen contacto, de ahí que pocos sean capaces de cultivarla. Quienes somos capaces de hacerlo tenemos por cerebelo, 1 Colisionador de Partículas (he ahí una metáfora).

A tal extremo la Discontinuidad es la que realmente manda el Niverso, que sus Hijos predilectos, los celebérrimos Agujeros Negros, Materia Oscura y Energía Oscura se ríen en nuestras caras, porque ante ellos, colapsan todas la Leyes de nuestra Física, salvo una: Tienen Gravedad. Bueno, la energía oscura es su enemiga y le ganó la partida: Todo se está alejando de Todo. En miles de millones de años, los electrones se alejarán de los núcleos y luego los protones de los neutrones y después hasta los mismos protones se desintegrarán en el vacío cuático (quantico) perfecto.

Disculpen por el uso del chilenismo, que es lo único que tengo de chileno. Pero la física cuántica es cuática, dado que supera al sentido común, la normalidad, rayando en la locura, precisamente el sentido del chilenismo.

Referencia Personal: Mi padre es un Gran Ser y un genio del Hacer, pero el tener NO está a esa altura, ¿por qué? Por la NO orientación de su Ser a ganar dinero. Por otra parte, como toda la autoayuda, al creer en la Homogeneidad del Cosmos (todos somos iguales), NO toma en cuenta la existencia de enemigos. Existen jaques mate y mate ahogado. Los New Age ignoran, ni siquiera se dan cuenta de que las circunstancias son independientes a la voluntad personal y hay cosas que cualquier sistema, simplemente NO permiten. El tan manido: Todo es posible, es para alguien que NO tiene la menor idea de qué es Todo y que cree que Todo lo que tiene frente a sus ojos es Todo cuanto ha existido, existe y existirá, lo cual es, a todas luces… ¡Falso!

Si bastase Ser, para Tener, ¿para qué el Hacer? Por ejemplo: Un Santo es un Ser en su máxima conexión cósmica, por decirlo en jerga New Age. Pero es claro que sus mejores ejemplares, parten por una renuncia al Mundo, precisamente, al tener.

El ejemplo de Panchito es paradigmático: Se eleva a tal nivel que llama hermanos al Sol y la Luna. Físicamente somos insignificantes, entonces, ¿cómo este tipo se atreve a decir semejante disparate? Como bueno Poeta, lo dice metafóricamente.

El sólo hecho de que hayan tres ámbitos Claros y Distintos (parafraseando a Descartes) en el ámbito de la existencia humana indica que entre ellos hay «Fuertes Barreras de Entrada» (parafraseando a los neoliberales). Ahí nace la necesidad de aprender otras cosas, que es en donde tiene razón este cabro y su curso tiene su razón de ser y, por lo descrito en esta charla, es idóneo.

Toda esa supuesta “autoayuda” NO es tal, ya que sigue el viejo modelo de negocio de hacerle caso a un gurú, como este cabro, donde dice cómo tender puentes entre esos tres aspectos de la Existencia Humana. Eso es lo paradójico de todo esto y la razón por la que decidí hablar de ellos: El cabro tiene razón, pero NO por las razones que esgrime (Marco Conceptual o ideas últimas acerca de la Realidad), sino por todo lo contrario.

1:06:38 Cristo diciendo: Al César de lo que es del César y a tu alma, lo que siempre ha sido de ella. La Antigua y noble «Doble Razón» que nos diferenció a los occidentales de los Teocráticos orientales y, de paso, permitió La Modernidad racionalista-tecnocrática-capitalista.

1:09:39 San Francisco para Traders. Agradecer siempre.

Retomo lo dicho al principio: La falacia de todo este discurso es que comienza y termina con el famoso tener. Se da un tremendo rodeo por el «Ser Mejor Persona», travestido de la «americanada» frase Ser tu mejor versión, para terminar diciendo que lo más importante es vender y para ello es necesario desarrollar las técnicas del contador de historias y «discurso elevador» de la moral o motivacional. Como lo reduce a 30 segundos, cabe dentro de la categoría de micro cuentos del fallecido Monterroso.

He ahí el verdadero cuello de botella, el barranco a cruzar. El sólo hecho de ocupar esa americanada frase revela la esencia de la venta: una prestidigitación para hacer parecer como nuevo algo más antiguo que el hilo negro.

¿De dónde nace la «Necesidad» de algo «Nuevo»? Tema demasiado profundo para ser siquiera rozado en este artículo. Tan sólo diré, para el lector curioso, si es que aún los hay en el decadente Castellano, sólo un decepcionante presente y un pasado traumático idealizan el Futuro como la Solución a todos los males. Lo «Nuevo» (Neo, para sus amigos) es su Heraldo, su Mesías.

Literalmente: El Mundo se comió su mentira. Eso es el capitalismo.

Toda la New Age no es otra cosa que el intento falaz de reunificar dos reinos que se separaron hace miles de años: la grandeza espiritual y la grandeza material, es cosa de ver la biografía de cualquier multimillonario, para demostrar la incongruencia de ese postulado. NO hay peores personas, en términos éticos, que ellos. Sólo gracias a actos y procesos inmorales, lograron amasar sus fortunas. NO hay fortuna sin un par de cadáveres en el closet, oía una vez en otra película mala de la cual sólo recuerdo dicha frase.

Ya que tanto le gustan la biopics, cito la más reciente que he visto y es paradigmática en ello:

Mi Zentydo arácnido siempre temblaba al pasar frente a uno de ellos y la vez que entré, por necesidad, sólo quería salir corriendo. Ahorakí entiendo por qué.

Post Data:

Todo es negociable: Esa era la frase de Allende y miren cómo terminaron sus negociaciones. El tipo que lo derrocó sostenía el lema contrario: Nada es negociable. Es cierto que terminó negociando el fin de su período, pero las condiciones de su retiro fueron más que convenientes, ya que el Eje Cardinal de La Historia, NO fue siquiera tocado.

Este discurso está lleno de verdades a medias, dado lo falaz de su Marco Referencial. La buena onda del crío es innegable y no hay dolo, es decir, intención de mentir, engañar. Mi intención es dirigir la atención de lo específico a lo general, comentar las incoherencias epistemológicas que más me llamaron la atención entre su metodología y Marco Conceptual.

Personalmente, en economía, soy partidario de Diógenes, cuando le dijo a Alejandro de Macedonia: «Córrete, me tapas el Sol«. Algo es cierto: Toda conducta nace como superación de lo ya existente. NO existe eso llamado adaptación. Pepe, el Viejo, ya hacía notar ese ligero error de visión darwiniano. Uno NO se adapta al medio, lo supera. Acaso, ¿NO se trata de eso la Americanada por antonomasia del Succes: «Éxito»?

Los mamíferos NO nos adaptamos al frío postapocalíptico tras el trancaso del asteroide: Adaptarse al frío habría sido bajar la temperatura corporal, de manera de igualarla a la temperatura ambiental. ¿Qué hicieron nuestros ancestros roedores (de ellos descendemos, los monos también): Bajaron su temperatura corporal? ¡NOOO!

Fueron capaces de conservarla alta, lo suficiente para mantener la bioquímica de las proteínas. Es decir, superaron al frío, NO se adaptaron a él. Lo superaron al NO necesitar de una temperatura ambiental de 40 grados con 80% de humedad ambiental, para vivir y multiplicarse como ratas. Adiós a las escamas y las plumas: ¡Bienvenido sea el Pelaje!

He ahí el ejemplo más cercano y paradigmático acerca de lo que anuncié: Sólo un pasado traumático y un presente como la mierda, están en el origen de nuestra idealización de Neo.

El mismo cabro lo dice en su discurso: Me sentí una sardina en el Metro y dije, NO más. De ahí viene el chiste motivacional, la americanada: Despedí a mi jefe. Hazlo un lunes…

Él No se adaptó, él superó al medioambiente opresivo en que vivía. Ya esta sola corrección invalida todo su Marco Epistemológico de Homogeneidad del Niverso. Eso nos lleva invalidar la «inevitabilidad» del «retorno de lo que das». De ahí que NO pueda dar un fecha para dicho retorno, tal como los homogenistas epistemológicos, lo prorrogan a un futuro indeterminado. Las calendas griegas de las que ya habló Pepe, el Viejo.

Lo único inevitable es la Segunda Ley de la Termodinámica: La Entropía. De ahí lo acertado de visitar hospitales y cementerios y jugar a ponerle límites temporales a nuestras vidas, muy en la onda Diógenes, el perro.

Conclusión: Si necesitamos algo Nuevo, es que el pasado nos heredó mierda. Si necesitamos un Neo es que nuestro presente es un Auschwitz travestido de «Parque Temático» (ver mi anterior publicación).

Muchas gracias.