Seleccionar página

Para mi única fan y mi padre, los 2 más Grande Educadores.

Minotauro siempre en su Laberinto.

Esto NO comenzó aquí…
Ni va a terminar acá…
Sino que continuará hasta que dejen de ser imbéciles.
Todo se origina en la Familia: Debes ser un Asesino.

El último episodio de la segunda temporada de esta serie era el episodio que estaba esperando ver desde el primer episodio de la primera temporada.

La polola del protagonista le dice a éste: TU PADRE AMA LO ROTO QUE HAY EN TI. ¡Guau, genial, nunca mejor sintetizado! Aunque faltó «la bajada al titular»: Porque esa rotura es la que le permite manejarte como marioneta. Esa rotura es el espacio por el cual inserta su mano. Esa rotura la provocó él ex profeso para manipularlos a todos.

Al final del episodio vemos la última conversación sincera padre-hijo.

H: ¿Crees que habría podido con eso?

P: ¿Con qué? ¿Con El Gran Trabajo? NO.

H: ¿Por qué?

P: Eres inteligente, ¡el mejor! Estuviste brillante en el interrogatorio; pero, («NO tienes lo necesario») NO eres asesino.

H: Gracias, pa…

Entonces el Hijo se va cabizbajo, triste de jamás haber podido contentar a su exigente padre. Hasta que en el vuelo que lo llevará al cadalzo, humildemente aceptado, como el «chivo expiatorio» necesario para salvar la familia, se encuentra con alguien tan humillado como él, por lo tanto, el único capaz de empatizar con él y ofrecerle los medios de salvación.

Acto seguido vemos al Hijo cumpliendo los deseos del Padre: Se convierte en Asesino del propio padre, al entregarlo a la Justicia, como cómplice encubridor de los crímenes y delitos cometidos en su Mega Transnacional. Mientras todos miran horrorizados por La Gran Traición, por primera vez el puto Padre, VE un hombre en la figura de su Hijo.

Antes nunca lo había «Visto», como dicen los psicólogos: Nunca había apreciado el valor del ser humano que tenía enfrente. Ese es el dolor Más Grande que millones de hijos debemos padecer durante todas nuestras vidas. De ahí mi identificación con esta serie desde el trailer mismo, en que olí toda la podredumbre en que se convierten las familias cuando se creen «dueñas» de algo.

Post Sriptum 20-11-2019:

Ese dolor que sentimos como individuos, es extrapolable a la sociedad y es lo que nadie se ha dado cuenta. Cuando Piñera dice: «He oído a la Gente«, miente descaradamente y la Gente lo sabemos, porque si realmente NOS hubiese oído, es decir, hubiese visto como seres humanos legítimos (en otro artículo entraremos en ese rico filón) habría entendido que tenía que irse. Los hechos, una vez más, negaron las palabras. Esa contradicción basal entrambos es la eterna chispa que encenderá eternamente la llama infinita de la sensibilidad humana.

En la serie, bajo las leyes de La Buena Narrativa, se ha cumplido con el antiguo axioma patriarcal: Mata al Padre. Es la única manera de ser libre. ¿Acaso NO fue esa la narrativa del anterior Golpe de Estado?

En un Mundo Patriarcal sólo quien mata hereda las posesiones del asesinado. Lo que me recuerda… https://es.wikipedia.org/wiki/The_Chronicles_of_Riddick

You Keep What You Kill: Mantienes lo que matas. En vez de mantienes, traducción literal, es mejor entender como POSEES.

Kronos se lo hizo a Uranos; Zeus se lo hizo a Kronos, ¿por qué NO se lo haría un pobre güeón a al maldito hdp de su padre?

Tesis Fáctica: ¡Si te lo hacen, lo tienes bien merecido!

Conclusión lógica del Primer Axioma Sistémico: Sólo existe aquello que el medio o características del sistema permiten que exista.

Aplicado al Sistema llamado Sociedad: Si algo existe, es porque permitimos que exista: Lo justificamos, lo apoyamos, lo adoramos.