Seleccionar página

A todos los seguidores de Zona de Contacto

.

.

Para Entender Cyclo, de Ang Hung Trang…

Primero: Es necesario ver el documental cubano acerca del Poeta Ho Chi Min: 79 Primaveras.

Si han leído el texto de Henry Miller de cómo es un Real Poeta, que cito en la intro de nuestro libro, este caballero de fina estampa, calza con dicha definición, por más que haya fracasado la bandera que abrazó, por el evidente error ontológico, que reveló Humberto Maturana, de aquí en adelante: El Berto: Definir la conducta humana según roles sociales férreamente definidos, sin abrirse a la flexibilidad y elasticidad propias de los seres vivos. Ortega y Gasset llamaba eso La Socialización de la Humanidad. Cuando lo social se sobrepone a lo vital-personal, dicha sociedad colapasa bajo el peso oprobioso y opresivo de estructuras creadas para facilitar la vida, como un techo que han agrandado sucesivamente y se vuelve demasiado pesado para las vigas originales.

En 1994 estuve en un seminario de documental con una discípula de Sergio Álvarez, de la cual ya he olvidado su nombre, sea dicho para mi descrédito. Enorme y jovial mujer que nos había planteado el desafío de hacer un documental. Mi tema era el Ascensor Lecheros. Hacía 9 años nos habíamos cambiado de casa y cerro en Valparaíso, por lo que seguía fascinado por el hecho de subir y bajar de un cerro, sin ocupar una micro y poder ver tranquilamente cómo cambiaba la vista de la ciudad en ese tranquilo ir y venir desde el cerro al plan y viceversa, con las compras de la casa. También por la maquinaria y estructura necesaria para su funcionamiento, deformación de hijo de electromecánico. Cosas de brocacochi, cabro chico.

A lo que ella respondió: Pero NO te concentres en la materialidad de dicho artefacto, que sea tan sólo la excusa para hablar de su rol como “personaje estable” del Cerro, de la Comunidad a la cual articula como columna vertebral, dada la metáfora de sus rieles de acero. A su vez, metáfora de la Gran Metáfora del Ferrocarril como La Columna Vertebral de los países que han decidido Ser Desarrollados.

Cuando hablé con las dos personas que podían financiarlo, lamentablemente, NO tenía este lenguaje para hacerles patente la importancia de ello, por lo que su ceguera a la importancia de la Cultura les impidió entenderlo y apoyarlo. Me faltaron las cintas VHS para editarlo, y comprar otra para la cámara, porque sólo tenía una. Tarde llegan las palabras al momento de la acción, son la caballería que sólo da la vejez.

Hecha la corrección de enfoque, a ella le fascinó la idea y la encontró en total sintonía con la de Santiago Álvarez, el director de este documental. Pensando en ello, me abrió la mente hacia el entendimiento de la relación con la comunidad, lo que décadas después llamé la “Filosofía de la Tecnología” (que combina y absorbe tanto la Historia Material, derivada de los famosos Anales, como la Sociología de la Tecnología, que me imagino debe existir).

.

DIGRESIÓN:

Parte del hecho de su materialidad. Su mecanicidad y funcionalidad le dan su característica fundacional: Novedad. Es la nota distintiva de toda tecnología: Siempre aparece como Nueva, eso nos acostumbró a la Modernidad, porque Moderno llegó a ser sinónimo de Nuevo y lo Nuevo es connotado como bueno en sí mismo, per se, antes de toda consideración finalista, teleológica, el famoso: ¿Para qué existe esto? ¿Es realmente necesaria o buena su existencia?

Premisa básica de dicha Filosofía: Toda tecnología es siempre Disruptiva. Siempre rompe una barrera, dando sensación de Omnipotencia, la hybris helénica, de ahí el castigo a Prometeo). Pasa a su operatividad dentro del sistema social (NO sólo rompe una barrera material, como romper una montaña, sino que, junto con romper la montaña, rompe la concepción tradicional, pre moderna como dicen historiadores y antropólogos (otra palabra), que la montaña es algo que nos sobrepasa y NO podemos hacerle nada, porque, en última instancia NO sólo es grande de tamaño, sino de significado: Es La Montaña Sagrada. Vinculada a los dioses y como manifestación suya, intocable, a menos que quieras tener problemas con ellos. En la Modernidad es todo lo contrario, porque, de hecho, podemos volarla, con lo que se rompe la concepción sagrada, inviolable, de la Realidad.

Por último, dicha Filosofía de la Tecnología, desemboca en su valor simbólico para la Humanidad que la creó y, a su vez, se ve modificada por ella. ¿Consecuencia de ello? Ya NO importa nada. Todo es mera materia que será molida y reutilizada, como los minerales de una mina. Hasta el punto que los seres humanos son vistos desde este punto de vista materialista y nos transformamos en meras estadísticas.

Esto que me llevó a considerar las leyes de la electricidad, que tanto había oído recitar a mi padre, como las buenas metáforas que rigen el comportamiento relacional de las personas, ya que también usamos energía. Y nuestros sus sistemas sociales llamados familia, amigos, empresas, Estado, funcionan como circuitos de energía. Finalmente, la Sociedad o Humanidad en su totalidad es el Gran Circuito en el que todos estamos conectados, pero NO de cualquier manera, como dicen los que NO entienden la idea del Todo está conectado con Todo.

NO es que todas las cosas estén unidas a todas las cosas, sino que algunas cosas están unidas SÓLO a algunas cosas y SÓLO a través de estas otras cosas, con el resto. Pero incluso así, habrán muchas cosas con las cuales NO están conectados, por el Principio de Discontinuidad. Esta unión con Todo NO será bidireccionalmente, como lo estamos con nuestra familia y amigos, que conversamos directamente y, a través de estas conversaciones, nos influimos mutuamente. Por ejemplo: Yo NO estoy conectado con los presidentes de las naciones, pero ellos sí lo están conmigo, desde el momento en que sus decisiones, en la cuales NO puedo influir como ser individual, sí pueden afectarme en lo más íntimo de mi vida. ¿Podría persuadir a Presidente de USA NO hacerle la Guerra a otro país? Pero esa guerra claramente afectará al Mundo y volverá más caro el petróleo, encareciendo la vida para todos nosotros, que NO tenemos parte ni Arte en dicha Guerra.

Volviendo a la metáfora de os sistemas humanos como circuitos eléctricos: Alguien genera energía, ésta circula entre resistencias, transistores, protecciones contra sobrecargas, transformadores, motores, luces, circuitos integrados, potenciómetros, condensadores y otros componentes. El asunto es que cada uno de nosotros se comporta como una de estas piezas que conforman el Gran Circuito Eléctrico llamado Sociedad. Como todo circuito, tiene un propósito: algunos sirven para iluminar, otros para transportar. Televisores y computadores con complejos circuitos electrónicos que sirven para múltiples propósitos.

Fin de la digresión.

Lástima que las posibilidades materiales de realizar dicho documental de barrio NO pude conseguirlas en dicho momento y, para cuando las tengo, el ascensor hace más de una década que NO existe. Todavía recuerdo el fuerte y tierno abrazo de ella, cuando le dije que NO podría hacerlo.

En el seminario, ella expuso la idea del documentalista como la de un reportero de largo aliento, (largo aliento lo digo yo, ella decía reportero) en el sentido que tiene la intuición que lo registrado por él es importante para toda la Humanidad y por eso debe permanecer en el Tiempo. Para ello debe darle una forma estética, cinematográfica, y es ahí donde se distancia del simple reportero periodístico, el cual se muestra superficial con respecto a lo tratado. En ese sentido se entronca con el Historiador, pero NO por la explicación de la Historia, sino, precisamente, por ser quien la Documenta, para que otros la recuerden y sirva de base para los análisis y conclusiones de los Historiadores. En ese sentido el documentalista se da cuenta que algo es importante, pero muchas veces NO sabe por qué o la razón por la cual cree que aquello es importante es distinta a la que el Tiempo y otros Autores, revelan.

Esa situación vital la comparé con los presocráticos (venía de mi tragedia personal al cursar Filosofía). Ellos NO sabían de qué estaban hablando, por lo que le dieron muchos nombres, fysis fue el más común, a lo que después los clásicos llamaron El Ser. NO tenían cómo llamar a aquello que estaban percibiendo con fuerza, así que usaron la palabra más cercana. Sus observaciones fueron corregidas, pero las ideas centrales permanecieron y fueron aumentadas y profundizadas.

Estuvo de acuerdo: Están viendo algo, pero NO saben qué están viendo, salvo que es algo fuerte e importante. Ellos lo registran lo mejor que pueden y dejan el testimonio para futuras generaciones que puedan entenderlo de mejor manera. La Cultura es, en este Zentido, como el Tiempo: La Transversalidad. Atraviesa distintos presentes, cada uno con distintos intereses excluyentes, para recordarnos el suelo común que pisamos todos, por más distintos que se crean nuestros egos. A pesar del Tiempo Transcurrido, aún nos sentimos Occidentales, aquello que surgió con los griegos.

La otra Transversalidad es nuestra base biológica (vivimos En y De la Naturaleza) y social (nadie nace solo ni vive solo, nacemos De otra y vivimos Con y Entre otros). Algunos viven De otros, lo cual se considera Ser Cafiche o proxeneta.

A 26 años de distancia, había olvidado las 79 Primaverasl, tan sólo recordaba la cara y expresión pensativa del Poeta llamado El Camino Hacia La Luz, según nos dijo que significaba Ho Chi Min. ¡Menudo pseudónimo! Un poquitín(otra palabra) mesiánico. Bueno, así somos los Poetas, como otro que se cree La Espada del Amor y el Salón de los Espejos.

Otro dato: Es el único registro audiovisual que un occidental pudo hacer de él. Hecho en plena Guerra de Vietnam, tiene ese aire de hazaña artística, tipo Misión Imposible, por todas las dificultades que debieron sobrepasar. Según dijo, le permitieron llegar a él sólo porque venían del terruño de otro Poeta, José Martí, que también quería liberar a su país y que, a pesar de la distancia, había logrado captar la esencia del “Pueblo del arroz y el pescado”.

La imagen que debía ser la continuación de ésta, fue sólo la repetición de la misma, por lo que perdí la página que media entre esta imagen y la siguiente. Al intentar encontrar este libro por segunda vez, el duende del algoritmo me lo negó por más que se lo pedí. Lección: Hay cosas, las realmente importantes en la Vida, para las cuales sólo tienes una oportunidad. NO la desperdicies. Concéntrate y revisa haberlo hecho bien. Por avanzar, NO revisé el salvado de pantalla. Es necesario detenerse y pensar antes de avanzar. Es bueno tener alguien con quien conversar esas decisiones. Lo que suecede en pequeño, también suele suceder en grande. Tarde me di cuenta de varias oportunidades que NO tomé, que habrían cambiado mi vida y la de mucha gente positivamente(otra palabra). Fin digresión 2.

Aquí la página vietnamita donde consta el texto y la relación de dos países anudada por sus poetas.

https://es.nhandan.org.vn/politica/item/1120480-vietnam-cuba-tradicion-de-intercambio-cultural-empezo-desde-la-epoca-de-marti.html

.

Sólo un Poeta entiende otro Poeta, en mi caso, a ambos, aunque más cercano a Martí, dada la impotencia, porque el pueblo en que nací No quiere ser libre.

Dada la importancia de la figura arquetípica del Poeta (los verdaderos padres de la Patria, ya que la construyen en su imaginación antes que en los hechos) radica la «extraña» aparición de un personaje de este tipo en esta extrañísima película. Eso NO ocurriría en una película occidental, a menos que sea la biografía del poeta (todas son tan deficientes y por la misma razón, ni guionista ni directos son poetas). Pero lo que hace particular y única esta película en ese sentido es notoria la deconstrucción de dicha categoría ontológica.

Llamo categoría ontológica a aquello que define tu Ser, como ser madre o hijo, y de lo cual se desprende todo lo demás. Por eso que la jefa del Poeta NO se define como mujer, sino como Madre, hasta el punto de dictaminar su decisión final. La deconstrucción del Poeta radica en el hecho que se muestra y acentúa el viejo oficio con el cual se gana la vida, que va a contra pelo de su ser y vocación: La relación Musa-Poeta. Ese es el precio de vivir en este Mundo, ya que con escribir poemas NO se llega a ni una parte. Para ejemplo está mi vida.

La salvedad del arquetipo del Poeta, como todo Artista, con respecto a ser madre o hijo, que son condiciones biológicas, es que se hace, se construye durante los 5 primeros años de vida, aunque sólo después del contacto con el lenguaje se destapa. Cuando llega el fatídico día en que alguien lo expone a textos radiactivos: Poemas. En mi caso bastó uno: Arte Poética, de Vicente Huidobro. Ahí fue sellada mi vida. En la pubertad. Después NO había nada qué hacer: Liberado el Genio de la botella, todo iría patas pa’rriba.

Esto NO lo he dicho antes, porque recién puedo afrontar los dos grandes dolores de mi vida: NO ser un Poeta, al cual dediquen un documental y tampoco haber alguien merecedor de ser llamado Poeta, al que hacerle un documental digno de perdurar en el Tiempo. Obviamente «NO llamo poeta a esos que hacen versos, rimados o no. Llamo Poeta al hombre capaz de cambiar profundamente el Mundo», tal como dijese Henry Miller en EL Tiempo de los Asesinos allá por el año 1955. Soy un Lancelot sin Arturo y un Arturo tarado.

Después de esta tediosa introducción, los dejo con una de las Obras Maestras del Cine Documental de todos los tiempos:

.

.

Esta es la obra maestra noventera que descansa sobre los hombros de la anterior Obra Maestra:

.

Para entender la relación entre una y otra obras maestras y de ésta última con nosotros, deberán ver nuestro canal: Zona de Zentido. Así que véanlas antes de ingresar a él o carecerá de sentido que ingresen. Muchas gracias.