Seleccionar página

Un poco de epistemología del Tiempo, para todos esos pingüinos que nadie les advirtió lo que iba a pasar.

El Miedo del Sistema Crea su Destructor: Auto boicot.

Te invito a jugar un rato.
Imagina que somos estúpidos y La Verdad fue revelada a La Humanité, de una vez y para SIEMPRE, mucho antes de que cualquiera de nosotros hubiere nacido.
Imagina que somos inteligentes y que sólo hay conjeturas, conocimientos sucesivamente mejorados a través del Tiempo.
El primer juego se llama Adaptación; el segundo, Superación.
¿Cuál estás jugando?
Si esto te sorprende un segundo en responder, estás jugando el primero.
Si hubieses escrito este txt., el segundo.
Los únicos NO jugadores son los muertos y los NO nacidos.
Lost zombis son los que más juegan el primero.
Si te enojaste, te crees jugando el segundo, pero aún estás en el primero.
Te gustaría, pero NO tienes idea de su existencia ni sus reglas.
El asunto en cuestión puede formularse de la siguiente manera:

¿Qué tan cerca de tu preZente eres capaz de vivir?

(Continuará. Tengo que salvar a la Christina)
“Si el presente está ocurriendo al unísono en nuestras cabezas, entonces se diferencia de pasado y futuro en que es el único de los 3 que no podemos modificar”. Justiniano Lira. Valpo. 11-11-2012

“Sacudiste el látigo, cambiaste de forma y manipulaste el pasado otra vez”. Black Sheep.
The Clash at Demonhead. Scott Pilgrim versus The World.

Los sistémicos formularon su forma hace 40 anos.
Lost neoliberales hace 70.
Quánticos, relativistas y psicoanalistas, poco + de 1 siglo.
Socialistas, Marxistas y Anarquistas, hace 150, aprox.
Liberales parlamentarios, ¿harán unos 350?
Los Monarquistas modernos, unos 500, aprox.
Entre medio, La Nuova Scienza:
Resurrección de la Disidencia órfica a la Antigua Espisteme olímpica.
Hace 1.400, Mahoma; hace 2.000, Jesús.
Hace 2.500: Lao Tsé, Confucio, Buddha, Zoroastro, Isaías y los 7 sabios helénicos.
Hace 5.125, Patriarcado; hace 10.250, Matriarcado; antes, Hermanado.
Hace 500.000, Lenguaje; antes, el fuego; antes, aumento de la masa cerebral; antes, cráneo sin faja muscular; antes, xexxo todo el año; antes, acortamiento y ensanchamiento pélvico; antes, pulgar oponible; antes, visión binocular; antes, Período Inflacionario y Little Bang.

(¡Jajajajajajajajajajajaja! El MundirijiYo académico arde en llamas)

¿Con cuál de Todos estos PreZentez te conformas?
¡FELIZ NO-CUMPLEAÑOS!

“A la lógica aristotélica –la proclamada lógica natural del entendimiento humaNO– le ha sucedido lo que le hubiese pasado a la mejor galera romana, caso de proclamarse navío natural. Bastará para refutar tal pretenciosidad la presencia de un trasatlántico. Las lógicas artificiales modernas son tan potentes y especializadas cual auto, avión, televisor… La lógica aristotélica es, cuando más, lógica de párvulos o de primera enseñanza. Y ni aun esto; que ya se enseña a nuestros niños comenzar matemáticas y lógica con teoría de los conjuntos.
En su FeNOmeNOlogía del Espíritu, y después de una mirada a la historia de la filosofía, Hegel pierde la paciencia y suelta aquel desplante irreverente, mas verdaderísimo: “ya es hora de que el filósofo deje de ser filósofo, o amante de la sabiduría; y sea ya sofós o sabio”. Van ya más de dos mil años de filosofar, de aspirar y suspirar por la sabiduría. Basta ya, de dejar, con Platón, lo de ser sabio para los dioses, y contentándoNOs NOsotros, con esas sobras y migajas de ser aspirantes eterNOs a sabios.
Marx, en 1848, increpó ruda y cruelmente a los filósofos con su Tesis XI sobre Feuerbach: “Los filósofos NO han hecho hasta ahora siNO interpretar el mundo; ya es hora de que se pongan a transformarlo”.
Hegel y Marx han perdido la paciencia; y según el retintín con que hubieran pronunciado tales frases NOs sonaran a irreverentes invectivas, a desaforados insultos o a inaceptables conminaciones. La de Marx indisiMULAdamente NOs dice: ¡a trabajar, a trabajar de sociólogos!; la de Hegel: ¡a trabajar, a trabajar de científicos! Hegel se puso, diciendo y haciendo, a trabajar en su Ciencia de la Lógica (1812), movilizando para ello lo que de ciencia matemática, física, química, biológica le ofrecían los sabios científicos de su presente histórico: Newton, Leibniz, Lagrange, Laplace, CarNOt, los que NO sólo habían sido “amantes de” la matemática, física o biología siNO matemáticos, físicos, biólogos: habían sido científicos –y– técnicos. Fuera de alguNOs de la escuela neokantiana de Marburg, nadie ha empleado ni entonces ni ahora en el cuerpo de la filosofía más matemáticas y física que Hegel. Y eso que desde el 1812 a nuestros días, física, matemáticas, biología y técnica han avanzado de manera asombrosa. Para la inmensa mayoría de los filósofos actuales es como si NO hubieran venido al mundo Gauss, Riemann, Einstein, Heisenberg, Fermi, Oppenheimer… A lo más hablan de ellos de “oídas” o por citas; y, a veces, por citas de citas”. Texto encontrado en un ciber vicuñense. 2006

Cuando seas capaz de BYBBYR en PreZente,
xerá innecesario repre-ZentArte.
Habrás Zentado cabeza en k ¡es Nuestro!
El preZente otorgado por la Ahorakidad.
Reconectarte con Eya,
es tu puerto de entrada al Segundo.
Tu Pared es tu Kami-NO, tu Maestra.
Tu Legado… Nuestra Conexión.

“Cuando el juego se hace verdadero
Bienvenido al laberinto Eterno de fuego”
“Cada vez que el juego es verdadero
Dejo de lado los sentimientos que sean humanos”
“Cuando el juego se hace verdadero
Te quemas con un fuego que juega contigo
Como un muñeco” Tiro de Gracia. El Juego Verdadero

“El Poder es, a su manera, infinitamente seductor y engañoso. Es un laberinto y su mente quedará atrapada en la resolución de innumerables problemas. Un tema tan crítico no admite frivolidades. Los dioses del Poder desaprueban a los frívolos; sólo brindan satisfacción plena a quienes estudian y reflexionan, y castigan a quienes chapotean en la playa, buscando apenas pasarlo bien”. Robert Greene Las 48 Leyes del poder

“La aristocracia y la monarquía crecieron y alcanzaron la plenitud de su desarrollo en el seno de las civilizaciones cualitativas, que precedieron en el mundo occidental a la gran revolución cuantitativa del siglo XIX; en el seno de civilizaciones que NO se proponían multiplicar la riqueza y aumentar el poder de los hombres, sino alcanzar ciertos modelos de perfección. El arte NO era siNO la más popular y la más sensual entre las perfecciones de las cuales se servía el antiguo régimen para deslumbrar a las masas y convencerlas de la superioridad del poder que las gobernada. Y ahí estaba también la religión, con sus órdenes monásticas, sus catedrales, sus ceremonias, fiestas, santos, jerarquías, obras de caridad y doctrinas.
“Pero el cristianismo ha superpuesto a su doctrina de la igualdad universal una metafísica del alma y del cuerpo que exasperó al dualismo platónico hasta la destrucción total de la carne, y una moral que exaltó el amor de Dios y de los hombres hasta la destrucción total del egoísmo. Metafísica y moral que escapaban a la comprensión de las masas y que sólo podían ser comprendidas y aplicadas por un núcleo elegido. El cristianismo es una religión de masas, coronada por una resplandeciente superaristocracia de doctores y de santos. La aristocracia y la monarquía, en la época de su mayor grandeza, han sabido acoger, ubicar y sostener en sus jerarquías a ese núcleo selecto”.
“Apoyándose en el principio hereditario, la riqueza de la tierra, la Biblia, la Iglesia y los más prestigiosos esplendores de las civilizaciones cualitativas de otrora, las monarquías y las aristocracias del antiguo régimen consiguieron que las masas aceptasen sus jerarquías como legítimas; un pequeño número de familias gobernaba a inmensas multitudes, las cuales estaban convencidas de que su sumisión era justa, razonable, conformada a sus intereses y a la voluntad de Dios”.
“En el Concilio de Trento los legados del Papa NO perdieron una sola oportunidad de decir a los príncipes protestantes alemanes: “¡Sostenéis al pueblo contra el Papa, el pueblo se rebelará contra los príncipes, reyes y emperadores!”.

El Poder. Los genios invisibles de la ciudad. Guglielmo Ferrero

¿Cuál es El Poder de last Artes
K tanto temen lost poderes heterónomos?

“El sociólogo norteamericano Lipset, siguiendo muy de cerca las distinciones formuladas por el francés Raymond Aron; ha propuesto una sencilla clasificación en tres tipos fundamentales de intelectuales: los creadores, los difusores y los ejecutantes.
‘Consideramos -afirma Lipset- como intelectuales a todos aquellos que crean, difunden y realizan la cultura -ese universo de símbolos que comprende el arte, la ciencia, la religión’. ‘En el interior de este grupo pueden distinguirse dos niveles principales: primero, el núcleo fundamental formado por los creadores de la cultura: sabios, artistas, filósofos, escritores, algunos directores de periódicos y periodistas. En segundo lugar vienen aquellos que distribuyen lo que otros crean: los intérpretes de las diversas artes, la mayor parte del personal docente y de los periodistas. Un grupo periférico está compuesto por aquellos que aplican la cultura en cuanto ella se integra a una ocupación: miembros de las diversas profesiones liberales, tales como médicos o abogados’.
Ahora bien, ese núcleo central de intelectuales creadores, entre los cuales se encuentran los escritores, artistas y científicos, cumple una función social y pública en cuatro aspectos que no han sido suficientemente investigados:
1º.- Al ejercer el poder de las ideas y de la palabra oral y escrita, forjan las imágenes de la sociedad y del hombre.
2º.- Al elaborar la historia y formular los símbolos y mitos de la comunidad, contribuyen a la formación de la conciencia nacional.
3º.- Al formular la crítica a la sociedad y a la cultura contemporánea y verbalizar las protestas, estimulan y orientan el cambio social.
4º.- Al proveer de teorías e ideologías a los partidos políticos y a los grupos sociales, contribuyen a encauzar el proceso histórico.

No es de extrañar entonces que, recientemente, se esté vislumbrando el papel que juega el grupo intelectual en el desarrollo económico y social de un país y que se haya comparado la figura del intelectual con la del empresario, por cuanto mientras éste promueve los recursos humanos, organizativos y materiales de dicho desarrollo, el Intelectual forja sus correlatos culturales en la forma de nuevos valores, ideologías e imágenes del futuro”. Hernán Godoy. El Oficio de las Letras. Introducción.

“Cuando se escribe bien, se tiene en contra a dos enemigos: primero, el público, porque el estilo le fuerza a pensar. Y segundo, el gobierNO, porque se siente en NOsotros una fuerza, y al poder NO le agrada OTRO poder”. Gustave Flaubert

Después de xaber la Beldá: ¿Ké?

Eliade, el amigo de Arcibel y Ruiz coinciden en algo:
La Política es una religión por otros medios.

1:30:00 “La guerrilla ha fracasado”.
1:31:09 “Porque, si los que quieren cambiar TODO, actúan como los que NO quieren cambiar nada, mejor que dejen de jugar”. El Juego de Arcibel

Esta es La Razón por la cual las Revoluciones fracasan: NO tienen Zen.

Eres presa del Juego.
El juego se llama Lenguaje.
Sonidos y colores también lo son.
Lo creó la biología.
Se independizó de su madre y Ahorakí la tiraniza.
Círculo vicioso de Xer Kultural.

Viajes espaciales y dinosaurios suceden al unísono.
Si el reloj NO te asfixia, erex inZensible o Buddha.
Zóolo merexex lo k puedex dar: Inmortalidad.
Si NO kierex Xer lo mejor del umyberzo,
deja de estorbar la Evo-luZión.

Varis: ¡Hice cuanto hice por el bien del Reino!
Meñique: El Reino ¿Sabéis qué es el reino? Son las mil espadas de los enemigos de Aegon.
Una historia que coincidimos en contarnos mutuamente una y otra vez, hasta que olvidamos que es mentira.
Varis: ¿Pero qué es lo que nos queda, cuando abandonamos La Mentira? ¡El Caos! Un foso que aguarda para engullirnos a todos.
Meñique: El Caos NO es un foso… Es una Escalera. Muchos intentan subirla y fracasan. Nunca podrán hacerlo de nuevo… la caída los destroza. Pero otros, si se les deja subir, se aferrarán al Reino, a los dioses o al Amor. ¡Espejismos! Sólo la Escalera es Real. El Ascenso es Todo lo que hay.

Juego de Tronos. Temporada 3. Episodio 6.

Quien NO condena el mal, ordena que se cometa.

Miguel de Cervantes y Saavedra

Ambos terminan muertos, acusados de Traición. Pero sólo lloramos la muerte de uno.

Laberinto Eterno, mucho antes de Robert Greene.