Seleccionar página

Para mi Hime y mi padre.

Ejemplo práctico.
Desarrollo del tema, pero sin datos claves.

Durante meses estuve buscando una respuesta y acabo de pillarla, cosas de la sincronía.
Si bien el análisis macro de Gino es correcto, resulta miope a la hora de encontrar la aguja en el pajar: el estopín que detonará la burbuja crediticia. Para eso debemos recurrir a mi loco amigo Keiser y su mujer Stacey.

Lo dice fuerte y claro: Lo están haciendo todo mal y nadie hace nada por pararlo. La solución está ahí, pero nadie la toma y el Estado financia a los culpables.

La Crisis Subprime, como la de 1929 son paradigmáticas: Mucha gente debiendo mucha plata, hasta que llegó el día en que, aún entrándoles dinero, fue insuficiente para mantener la Esperanza en que llegaría el día en que se saldaran dichas deudas. Ese es el aspecto fundacional de toda Crisis: Emocional. La Esperanza es todo, la sed es nada.

En 2007 la FED subió su tasa de interés y la gente dejó de pagar su hipoteca, porque estaban calculadas por un complejo algoritmo que las hacía depender de la variación de dicha tasa de interés, haciéndola muy baja durante varios años, hasta que dicha tasa subiese, volviéndose, literalmente, de la noche a la maña, astronómicas. Entonces comenzó el efecto dominó.

Los conglomerados de Deudas Hipotecarias, los CDOs, cayeron de valor, desde millones de dólares a casi nada. Ante tanta pérdida de dinero, por esos esos préstamos impagos, los bancos inventaron pólizas de seguro especiales para NO quebrar, los famosos swaps. ¿Quién fue el Moya que pagó? Las Grandes Aseguradoras estadounidenses, las mismas que compraron las AFPs chilena, durante el mandato de Bachelet, la que les facilitó dicha apropiación gratuita, dado que les perdonó mil millones de dólares en impuestos por tales adquisiciones.

Ahora es el famoso fracking, que ya llegó a Argentina, el que colapsará bajo el peso de su deuda, arrastrándonos a todos con su caída. «Corrida bancaria» le llaman al Efecto dominó financiero: Un banco pierde mucho dinero y ese hueco No puede ser llenado por los otros, que también comienzan a vaciarse, por los retiros de sus depositantes, en lo que se llama «el pánico» ante la posible insolvencia de todos los bancos y pérdida de su dinero, ya que todos estaban metidos en la misma mierda. Eso fue lo que mató a Lehman Brothers el 2008, tras la caída de Bern Sterns en 2007, y estuvo por acabar con varios más, tal como aparece en las películas: Inside JobThe Big Short y Too Big, To Fall. («Demasiado Grande, para caer«, como exclama Max en su programa).

Dicho lo anterior, esto explica por qué, a pesar de todos los anuncios de la FED de subir la tasa de interés, NO sólo NO lo hizo, sino que la bajó, decretando la cuarta flexibilización cuantitativa, ante lo cual Europa reaccionó realizando la propia. Entonces el Kiko yanqui, se puso a reclamarle a su abuela de porqué estaban haciendo lo mismo que él.  El problema es que están desrealizando el sistema entero, dado que están haciendo lo mismo que tanto condenaron en Allende: Darle a la máquina de imprimir billetes sin sustento.

Dinero fiat le llaman, porque lo crean de la misma manera que Dios hizo al mundo, con una simple orden: ¡Hágase! (fiat). Están haciendo que el dinero pierda su sentido de regla, medidor del valor. Al hacer tantos, están diluyendo su valor, es decir, están creando una hiperinflación encubierta por la baja del salario real y los campos de concentración en China y Centro América, las famosas maquiladoras donde gente muerta de hambre trabaja por casi nada.

La única pregunta es: ¿La Fed seguirá regalándole dólares al fracking, para mantenerlos a flote y así mantener la apariencia de ser la Primera Economía mundial? Trump ya lo dijo: Volver a hacer grande a USA, que el resto coma mierda.

Como siempre lo he dicho: Mantener las apariencias siempre es a costa de sacrificar la Realidad. Cuando ya nada es Real, la sociedad se desarticula, porque entra en un proceso de fagocitosis.  Los grupos sociales se devoran unos a otros en su intento de mantener dichas apariencias, como los individuos se sobreendeudan para aparentar una riqueza que NO poseen, la mentalidad del minero.

Todos los valores han perdido eficacia social: ya nadie cree en la Libertad, Igualdad y Fraternidad. En lo único que se cree es el dinero, pero: ¿Qué pasará cuando el mismo dinero pierda su sentido de ser, ya que tenderá a infinito y definitivamente al infinito NO lo podemos agarrar con las manos?

Hay gente que todavía recuerda la hiperinflación durante el gobierno de Allende; la de la República de Weimar es paradigmática y la actual en Argentina y Venezuela son los ejemplos del «vecindario». China acaba de tener su propia versión de la Crisis Subprime y el Estado salió al rescate de sus grandes bancos. La única diferencia es que ellos se están deshaciendo de los bonos basura de la FED y los están reemplazando por oro, al igual que Rusia e India. ¿Chile se está preparando para la Crisis, como ellos?

NO. Al igual que Frei en 1998, dicen que eso ocurre muy lejos de nosotros, que estamos «blindados» o «desacoplados» de dichas especulaciones financieras, que somos un país serio y ordenado. Todo eso es mentira. Cuando hay Crisis baja el consumo y, por ende, el consumo de cobre. Ese solo hecho genera pobreza instantánea en Chile, debido a los despidos en las minas que NO pueden bajar su costo de producción, además de la baja recaudación estatal, que impide el gasto social del Estado, comenzando un gran período histórico de recesión y deterioro social, como en 1982, el verdadero milagro económico de la Dictadura.

Por ser un país productor de commodities, materias primas básicas, sin elaboración industrial, siempre hemos sido uno de los países más golpeados por cada Crisis Económica Internacional. Esta vez NO será la excepción. Los dejo con mi amigo José Gabriel Palma, que les contará algo de Historia Económica y la incidencia de la producción fabril en el Desarrollo de las Naciones y que a Osorno la dejaran sin agua.

Al comienzo el audio se satura, así que bájalo antes de verlo. Recordemos, esto es Chile: Todo como la m… La Causa profunda de por qué a Osorno la dejaron sin agua.
Apéndice a modo de «si NO bastase todo lo anterior», desayúnate esta.

De ahí que Santiago sea la capital sudaca de la depresión: Sentimiento de NO hay salida.