Seleccionar página

https://www.animeyt.tv/suzumiya-haruhi-no-yuuutsu

¿Qué fue primero? ¿El cañón de masa pesada de “Sidonia” o los cañones laterales que aparecen en el capítulo 27.

Obra Maestra y, como tal, semillero de varias. Desafía la fortaleza mental de todo aquel que la ve, especialmente como yo, maratónicamente. Eso hace que el narrador sea el personaje principal, ya que la misma arquitectura narrativa de la serie nos hace sufrir casi tanto como el mismo Kyon, desafiando la lógica del conflicto central y el personaje principal. Agosto Infinito nos pone en sus zapatos, haciendo ver que soportaríamos los berrinches y caprichos de la mente más infantil, con tal de NO repetir infinitamente la misma secuencia de hechos intrascendentes.

Si bien Haruhi es la loco-motora de la acción, el pilar del Mundo, literalmente, es Kyon, el personaje más misterioso, dado que NO sabemos su verdadero nombre. Finalmente es él quien, en su aburrimiento, convoca la presencia de Haruhi, como exorcizadora de su hastío vital, ya que, en el fondo, tiene la misma melancolía, por el estado edénico (como diría Mircea Eliade), donde todo era posible, por la consciencia de la divinidad que llevamos dentro y que Haruhi, de un misterioso y paradójico modo ha despertado inconscientemente.

De NO ser por él, el Mundo habría acabado en el tercer episodio. Gracias le doy.

Moraleja: Los Seres Humanos somos los Seres del Sentido Trascendente. Si nuestros actos NO forman parte de una cadena de hechos que van más allá de nuestras propias vidas, la vida carece de sentido, es decir, de valor, profundidad y altura, condenándolas a la superficial intrascendencia, que es lo que odia Haruhi y Kyon. Yang y Yin de esta historieta teológica.