Seleccionar página

Es inminente. La ambigüedad de Occidente hacia China la ha provocado.
USA, como Estado nacional, ha estado tratando de frenar el ascenso de China desde los años noventa; pero las transnacionales se asentaron ahí, haciéndola, literalmente, el centro del mundo. Como los yankiloides se sienten desplazados, intentarán volarlos del mapa.
Si se dan cuenta, todas las guerra que han hecho es para ganar las fronteras con China. ¿Sabías que Afganistán tiene frontera con China?
Todo eso del 11S fue un montaje para tener frontera directa con China y una base de apoyo en Irak, pero como está un poco lejos, ahora van por Irán, así la tendrán más cerca.
Se hicieron amigos de Vietnam y Corea del Norte, tras el tratado.
China NO puede expandirse o reunificarse, como ellos dicen en su reclamación de Taiwán, a la que han anulado internacionalmente, especialmente en centro América. Recordemos que la conquista del Tibet fue presentado en esa visión de reunificar La Gran China. Nadie hizo nada por salvarla, porque era un desierto a la chucha del mundo. ¿Pasará lo mismo con Taiwán?
¿Qué pasaría si unos marinos se disparan en un confuso incidente fronterizo? Dado que el mar es algo inestable y hay islotes reclamados por varias naciones, es cuestión de tiempo que estalle la guerra contra China.
El acercamiento de Trumpeta con Putón es tan sólo otro de los preparativos para ahogar a China y contar con un aliado con frontera a ella. Recordemos que el enemigo de mi enemigo es mi “interés”: Vietnam y Rusia calzan en esa lógica.
La prepotencia de Trumpeta es tan sólo la consecuencia obvia del verdadero ser de yankilandia: ignorante, inculto, brutal que ama la violencia en sus diversas facetas: deportes, bullyng, policía-asesinos seriales, guerras comerciales y de las otras (recordemos las matanzas de civiles en Vietnam, la cárcel de Abu Graib en Irak y Guantánamo). Se definen como los ganadores y para ganar, primero hay que matar. Su lema de “América Primero”, significa TODOS LOS DEMÁS A LA CRESTA.
Creo que están consumiendo la filosófica paciencia china y podemos estar viendo sus último días. Tomemos en cuenta que tienen trillones de dólares en bonos soberanos del Tesoro yankiloide y ya durante la Crisis Subprime el Secretario del Tesoro fue a pedirles por favor que no los tiraran a la calle, para que el dólar NO se fuera a la mierda. Los rusos se lo ofrecieron, sumando los que ellos tienen, pero los chinos, cortésmente, y con la pereza de tener que asumir el papel de divisa mundial, declinaron dicha oferta.
Me gustaría ser una mosca en el Banco del VaticAno, ahí deben saber mucho más, siendo la casa de las apuestas de quien gana dicho enfrentamiento. Una pregunta técnica: ¿Los aviones chinos serán capaces de derribar los F35? Todo indica que sólo Gokú y amigos podrían hacerlo. Eso causaría millones de muertes y una economía por los suelos durante décadas. Vender todos los bonos soberanos de yankilandia que China posee, equivale a una guerra, porque nos deja a todos en la miseria. Colapsaría el sistema mundial, reduciéndonos a la indigencia y retrotrayéndonos a la Edad Media de un día para otro y NO es chiste.

En pocos días volveremos al 11s. Hay indicios que esta vez será será más grave, pero pasará desapercibido, hasta k las autoridades