Seleccionar página

El paco asesino de Catrillanca

http://www.biblioteca.org.ar/libros/159000.pdf

Cuando la vida se ve esclavizada por la mediocridad del discurso políticamente correcto, le degeneración, especialmente la sexual, es el único camino, para los imbéciles, de libertad creativa en sus vidas.

El salirse de los márgenes socialmente impuestos, siempre ha sido el signo inequívoco de la creatividad. Cuando la sociedad te impide ser creativo en el ámbito de lo público, dada la tiranía de todo discurso político (neoliberal, marxista y/o políticamente correcto), la única creatividad que queda está en el ambiente de lo privado y como el objetivo del Arte es el Placer, la sexualidad es el único ámbito donde es posible “ser uno mismo”, ya que ser uno mismo es siempre una Creación.

Todo lo demás vale callampa.