Seleccionar página

.

Nada peor que llegar tarde a La Historia.

.

.

Respuesta a Catfenix:

Nunca pude encontrar tu respuesta así k obligado a responder por acá. El Plebiscito capotó. Así de simple. Todo el proceso fracasó, porque La Plaga NO será parada y yo NO iré a votar. Millones tampoco irán. Como dijo alguien en el mismo post de Boric: Los mayores de 50 son la mitad del electorado que fue a votar en las elecciones. Los mayores de 50 son las principales víctimas de La Plaga y Nadie le paga a un Mártir, así que, ¿para qué ir a morir?

Esa es la pregunta que nadie se ha hecho, porque saben que el sólo hecho de hacerla, invalida el Proceso mismo. Como dijo el Viejo Pepe: Estamos en El Ocaso de las Revoluciones. durante la época Revolucionaria, la gente está dispuesta a sacrificar su vida por un libro, porque toda Constitución, en el fondo, es un libro. Pero en una sociedad donde la lecto escritura está en los niveles medievales, porque decir analfabetismo funcional es eufemismo de analfabetismo a secas, «el amor a los libros» es menos que nulo. De hecho, es negativo, NO sólo se es indiferente a ellos, sino que se los desprecia abiertamente. ¿Acaso has visto a un flaite leyendo un texto histórico-filosófico o sociológico en la plaza?

Pues bien, si hay algo que caracteriza toda época realmente revolucionaria, es la adoración por la Lecto-Escritura, porque sólo ella educa a la mente en el manejo de las ideas abstractas. A la gente concreta, jamás se les ocurre cambiar el entorno, simplemente se adaptan a él. Sólo los lectoescritores se rebelan contra el Orden Imperante e intentan establecer un Nuevo Orden, pero como lo hacen desapegados de ese mismo conTexto, fracasan por pasar a llevar cosas que NO se debían tocar «con el pétalo de una rosa» y por tolerar y hasta fomentar cosas que jamás debieron existir.

La pregunta previa a todo Proceso Político es: ¿Vale la pena arriesgar la vida por una Constitución? Una época Revolucionaria diría Sí, sin pestañear, como esos muchachos ingenuos de Los Miserables, entre los que habría estado, de haber vivido en esa época. Pero ahora esa respuesta recibe un claro NO por parte de millones de personas.

Tengo una enfermedad respiratoria crónica llamada epoc, que me está acortando la vida sin necesidad de virus alguno. Si me llega el puto virus, lo más probable es que muera en cuestión de días. Así que la decisión está tomada.

En 2011 creí que el movimiento estudiantil forzaría a realizar la Asamblea, se discutió mucho en sus asambleas, en las cuales me colé como ciudadano preocupado. Incluso los traté de ignorantes e inconscientes, porque SIEMPRE llamar a Asamblea Constituyente es llamar a la Revolución. Que NO supieran que la Primera Asamblea Constituyente fuese el hecho que desencadenó La Revolución Francesa, me irritó tan profundamente que abandoné esa Asamblea estudiantil, por idiotas. La Historia sólo me daría la Razón, como siempre. Al final tiraron el poto para las moras. Eso me decepcionó profundamente, porque estuve con ellos esos meses. Ahora todo volvió a fracasar. Es cosa de ver el patético espectáculo que dan los dirigentes de ese movimiento ahora que son diputados. En vez de aportar al cambio, se han convertido en otro estorbo más que debiera ser removido, si realmente quieren cambiar en algo la Constitución.

Se esperó demasiado, ¡pasaron 8 años, entre ese momento y el 18Oct! Esó dio Tiempo a que la Covid y lo mandó todo a la basura, incluidas 15.000 personas muertas y cientos de miles con secuelas para el resto de su vida. Nada peor que llegar atrasado a la Historia. Pero eso es parte fundacional de nuestra idiosincracia. Como leí hace décadas en un artículo de Rodolfo Fortunatti para La Nación Domingo: «Se llegó tarde al dólar fijo y al dólar flotante…«. NO importa lo que sea, nosotros, como chilenos, siempre hemos llegado tarde… ¡A Todo! Esta vez NO fue la excepción.