Seleccionar página

Para todo Chile.

.

.

1.- La Pupa que nadie vio que era pupa.

.

¿Nadie captó que su entrada parodia a la de Tony Stark en iron Man 2? ¡LoL!…

Sub texto: Nunca mejor y literalmente aplicada la metáfora del Ave Fénix que renace de sus cenizas, en mi caso, de su cautiverio en Afganistán.

¿Cuál era su cautiverio hasta 2018? Que hablen sus biógrafos acerca de la materialidad de dicha pregunta, para mí, Kramer lo dice en su mismo shos, pero absolutamente naidien entendió. Lo importante es que este shos es su intento de Liberación, en grande, como el más Grande Avenger. Al menos él lo creyó así. Veremos que NO lo es, pero es el requisito sine qua non para ello.

YO NO veo el festival porque soy antiespectáculo y sólo ante los comentarios apoteósicos de su shos en 2020, decidí verlo en retrospectiva, para apreciar su evolución artística y responder mi hip´tesis de trabajo: Esto NO es casual y nadie puede decir NO lo vimos venir, como hasta los eruditos de La Cosa Nostra se sorprendieron. Es cosa de ver el shos anterior como la semilla que germinó, como la pupa que estaba anunciando su Metamorfosis, ¡Oh, Divina Metamorfosis! A ti nos entregamos los Artistas y Místicos.

Este montaje denota claramente su aprendizaje y da claros indicios hacia donde quiere ir. Lo dice todo, para quien sabe leer las señales. Estudió a fondo el estilo de Coco Legrand y captó su esencia de construcción de personaje y armazón de narrativa, pero se nota que el molde le está quedando chico, porque se notan las descoceduras, grietas, no pulido a la perfección como el maestro.

De ahí que la mejor parte fuese la segunda, donde comenzó a desvestirse del imitador, para comenzar a ser el mismo. Ese desnudamiento en público es impúdico, pero como en la Sociedad del Espectáculo ya nadie está en contacto directo con su alma, sino que todo está mediado por las imágenes sociales del cine y los mass media, nadie se percató de ello. De hecho, él mismo tampoco está en contacto directo con su alma, sólo la presiente, la huele, la atisba y aún está en el viaje místico a reencontrarla. Cree haber llegado, pero sólo ha comenzado, con un salto en la dirección correcta.

Él cree ya haberla encontrado, por eso su shos presenta esas grietas, esas discontinuidades entre el anuncio de: Seré yo mismo, pero sigue imitando. Parafraseando a Jung: Mostraré mi rostro, pero en realidad es otra máscara. Por más delgada que sea y pegada a su rostro, sigue siendo máscara.

De hecho, la sección acerca de su esposa copia el estilo sociológico de Coco Legrand, parece sacado de alguna rutina de él. Esos hechos cotidianos que identifican a toda La Generación Netflix. De ahí vuelve a vestirse de personaje, González, para pasar a la inevitable crítica social y soprenderme con su guitarreo. Una de las Grandes Diferencias entre Tragedia y Comedia es su temporalidad: La Tragedia es Inmortal. Todavía nos duelen Romeo y Julieta. La comedia “tiene mala vejez”. La comicidad es siempre “en tiempo real”, pura actualidad. Cuando el burlado deja de tener importancia social, ya nadie se ríe de los chistes que se le dicen. Por ejemplo: ya nadie reiría de una caricatura de Arturo Alessandri Palma dibujado como gatito.

Su confesión de que mentía para caerle bien a la gente, nadie la pescó, porque lo creyeron parte de sus chistes, pero estaba diciéndolo en serio, era su Manifiesto, su Ars Poetica, que estaba mutando y esa confesión tan íntima, para todo artista es desnudar su alma aterida de niño traumado, ¡la estaba diciendo frente al Mundo! ¡Hay que tener cojones para hacer semejante confesión! Ahí se ganó mi respeto como Artista: Alguien que deja la vara alta para la siguiente generación. Otro Artista ante eso sólo puede sentir: NO puedo ser menos que él. Debo hacer algo aún más Grande o más profundo.

Cuando dijo “Pearl Jam”… me cagó. ¡Le gusta la misma banda que a mí! Me levantó de mi silla, me estremeció hasta las lágrimas eléctricas. Creo que Pearl Jam vendrá para el festival del 2040… Si Veder sigue vivo. Su salida con Yellow Ledbetter me llenó de lágrimas. ¡Le salió del alma! Hasta el parecido de la voz le salió perfecto. ¿Por qué siempre lo mejor al último?

NO sé por qué lo hizo: ¿Referencia generacional? ¿Otra ventana, estilo El Túnel (el que entiende, entiende, el resto ¡chao!) en su fresco sociológico? Única vez que algo que me identifica aparece en un shos televisivo nacional. Es la única vez que he sentido que estaba ahí.

Contrafactual: Durante 2011 estuve en un escenario en la PUCV. Había una banda rockera preparando sus instrumentos. Les propuse si me dejaban decir un par de poemas mientras ellos los ajustaban. Ellos me mejoran la oferta diciendo que sus temas son isntrumentales, por lo que mejor me espere y los diga con su música de fondo. ¿¡Qué!? ¡Mi sueño de adolescente, ser El American Prayer shilensis se ha vuelto Reality! Acepté y bajé a sacarle el gorro de guardia de seguridad que tenía puesto el InFelipe Monarga, vocalista del grupo de moda…CONSULTAR para magnificar el contraste. ¿Fue Maravilloso? NO sé.

A mi espalda había una banda tocando temas instrumentales psicodélicos mientras declamaba algunos poemas del fanzine poético que había hecho en Vicuña, intitulado: Poemas Propedéuticos (a mi revolucionaria poética). Había 3 de Juan Luis Martínez (los 2 La Realidad y el de la soga al cuello), uno de Roque Dalton (reunión de célula, el único que quedó de testimonio en youtube, porque lo remató el inFelipe con el suyo), uno mío y de Brecht, me parece. Realmente levité toda esa noche.

Esa fue la noche de Camila, la del poema profético en mi libro. Después del mini concierto, creo que fueron sólo tres poemas, tan alto levité que, a pesar de bailar y hacerme el payaso ante ella, nos dejaron solo. Me paralizó la pregunta: ¿Por qué quiero besarla? ¿Por ella misma o porque me recordó a otra? Si la besaba NO sería por ella misma, sino por parecerse a otra, lo que sería deshonesto de mi parte e indecente para con ella, por usarla de sucedáneo de la ausencia de la importante.

Ahí caí en la cuenta de lo ezencial de la observación del viejo Pepe acerca del impetuoso hombre de acción y el quisquilloso hombre de intelección. Cualquier otro habría arrasado con todo. Después vería Almost Famous y me sentí el guitarrista, al mismo tiempo que el reportero adolescente. Vaya paradoxa.

Esa madrugada, al volver a casa de mi padre, lo vi barrer el patio y lo saludé. Él me preguntó enojado, por llegar a esa hora y sin avisar: ¿Qué te pasa?

Siento que floto, papá. Me sentí Jim Morrison, recité con una banda de rock, los The Odio Kandinski. ¡Vaya nombre más adecuado para mí, Filósofo de las Artes! Ese año fue para mí los sesentas y esa era la Primavera del Amor. Como en los sesentas, después todo se fue al carajo (les propuse ser su Jim Morrison-Sid Barret, pero NO captaron la idea). El movimiento se fue al carajo, como ya narré. Eso me deprimió y me fui al carajo, dejé todo el quisqillosismo de lado, enviando al carajo lo poco que me quedaba de prestigo y crédito, razón por la que gambeteo a la muerte este 2020. Cierre de digresión diciendo que esa efímera sensación de Paraíso Celestial me la recordó Kramer mientras cantaba esa canción.

El Artista miente, en su caso imita, para decir la Verdad. Llegó a un nuevo nivel de consciencia, pero aún la perfección mimética de sus imitaciones es el foco de sus sketchs, falta una visión personal. Sigue trabajando para agradar.

Kramer, hermano, eres un Artista, es decir, un Psicopompo: El que guía al alma hacia su autodescubrimiento, porque ha recorrido El Camino y ahora regresa a indicarlo a su pueblo. Este shos indica el inicio de su viaje hacia NO más disfraces y ser uno mismo, siempre. Este shos me reveló que lo de este año NO es casual, porque dio todas las pistas necesarias para deducirlo acá. Ahora voy a ver el de este año, premunido de todas revelaciones. Nos vemos.

.

.

2.- Krytyka a la Razón Humorística.

Tendré que dejarlo hasta acá. Hace 3 horas lo ví y aún NO puedo hablar de la emoZión que me produjo. Nuevamente me llenó de lágrimas los ojos.

VIERNES, 15-5-2020, 03:08

Sí, NO era casualidad. Está todo pensado a fondo, de principio a fin.

Tal como me había percatado la vez anterior, el shos está ideado como si fuera una película: Su banda sonora NO es azar. ¿Qué significa que comience su presentación con la canción de Rage Against The Machine, con que termina la ya legendaria película Matrix? Si la vez pasada indicaba un renacimiento, esta vez simboliza la iluminación, un cambio de categoría ontológica, tal como dije en aquel artículo para el extinto suplemento cultural del diario La Nación, El Utopista Pragmático: Iniciación para Adolescentes. En corto: Una síntesis entre Buddha y Cristo.

Si antes nos hablaba “desde abajo”, queriendo agradar, ahora nos aleccionará espiritualmente. Todo lo que hizo después sigue esta idea central.

Todos hablaron de cómo sepultó a Piñera, pero tan sólo fue una pincelada de lo consabido. En ese sentido, su libreto se nota con los pies forzados de los rayados del estallido y las imitaciones burlonas. Mostró su oficio de hilador de frases de diverso origen, hasta la imitación del sismólogo: “Tras años de desigualdad acumulada entre la placa de los ricos y la placa de los pobres”. Volvió a despertarme del sopor de lo consabido. Resumió una de las tesis del filósofo español José Ferrater Mora en su libro Las Crisis Humanas cuando describía el Fin de la Edad Antigua, con la caída del Imperio romano.

De ahí volvió a la sátira a los famosos, hasta que volvió a sorprenderme: “Tiene más miedo a que llegue la Mon Laferte a Chile, que el coronavirus”. Ahí me paralizó el corazón. Debí haberlo visto en ese momento, habría hecho la sinapsis a tiempo y NO meses después, cuando esa frase resuena profética. ¿Habría servido de algo que advirtiese su llegada en esos días? ¿Se habrían evitado alguno de los cientos de muertos, si es que NO mil a estas alturas?

En realidad a quien le dio su buena repasada fue a Lavín. NO importa cuánto marque en las encuestas, es el eterno aspirante. Seguía absorto en lo poco dados a seguir las profecías, a ver y obedecer las señales, cuando oí esa otra canción de la banda sonora elegida con las pinzas de la Sabiduría.

Llueve en la Ciudad, Los Bunkers. ¿Por qué? ¿Qué es lo que llueve? ¿Amor o Muerte? El mejor grupo del nuevo milenio, los dignos sucesores de Los Prisioneros, que fueron desarmados por la fama. Habían cometido el pecado de decir una década antes: Los viejos son de lo peor,/ nunca tuvieron una pizca de razón. Y: Todo lo que siempre quise ser,/ ya NO lo fui. Cuando oí esos versos me remecieron. ¿Cómo unos adolescentes estaban diciendo lo que un treintaañero NO se había atrevido a confesarse a sí mismo?

El momento pedagógico, con papelógrafos incluidos: La Revolución, en Chile, NO es de derecha ni de izquierda, es de la CONCIENCIA. Ese NO lo conocía, me sorprendió comprobar la veracidad del clásico Vox populi, vox Dei.

La analogía de la protesta como un partido de tenis es brillante, ya que relaciona un momento trágico (omitió los muertos y tuertos) con un momento alegre para todos: las 2 medallas de oro del Nico. Permitiendo pensar que se puede derrotar la injusticia. ¿A “perdonazos y clases de ética” se les gana con la espátula de la mamá? He ahí la crítica a la razón humorística: NO. La risa deflagra la tensión, disolviéndola; a diferencia de la tragedia, que la solidifica.

Que los temas de Rocky y Avengers identifiquen la victoria, nos revela cuán dependientes somos de la cultura yanqui, aún en los momentos más “nacionales”. NO por nada al comienzo de las protestas aparecieron algunos jokers. Cuando vi esa película, me dolió.

El discurso final acerca del cambio de Era y Consciencia, lo dijo de verdad, con la emoción de haber enfrentado todos sus miedos y atreverse a decir lo que realmente SIENTE. Es verdad, La Gran Herida NO la va a sanar la violencia. Pero olvidó mencionar lo único que sí la sanará: El diálogo honesto. Es ahí cuando se muestra la necesaria asociación entre humoristas y algún tipo de intelectual.

¿Por qué Coco Legrand es leyenda? Porque sobrepasó el nivel de simple cuenta chiste, para presentarnos una visión del ser huamano. En su caso esa visión general de los sexos, su especialidad, la logró al basarse en las ideas de la psicóloga Sordo. ¡Vaya ironía!

Al final de su discurso sobre el cambio de consciencia, eché de menos ese pequeño aporte de Maturana. En fin, otro que quedó debajo de la ola, tras el desmadre de la periodista que mosqueó a Soublette en aquél diálogo, que ella transformó en monólogo.

Después de tan profunda tensión, era necesario “aligerar” el corazón. He ahí la razón de ser de la segunda parte del shos, con ese guitarreo de fogata playera. Subtexto: Es humorista por no poder ser músico.

Como la canción de RATM fijó el marco conceptual, iluminar-enseñar, la segunda parte de la segunda parte resultó ser la concreción del otro anhelo social: La Paridad de Género. El humorismo como pedagogía social. Así se debería enseñar la Constitución en las clases de Educación Cívica.

Lección: Paloma Soto debería ser cantante. La estamos perdiendo. Me recuerda cuando nos presentábamos con mi señora leyendo nuestros poemas en Vicuña y en la inauguración de una exposición de nuestro amigo dibujante-pintor. ¡Qué hermosos tiempos, cuánta nostalgia!