Seleccionar página

.

¿Alguna vez te han preguntado una dirección?

Lo primero que haces es reconocer el lugar donde estás parado, ¿verdad? Porque sólo quien sabe donde está parado, sabe cómo llegar donde quiere. Sólo a partir de ese punto de partida, le indicas a la persona el nombre de las calles y el sentido en que debe recorrerlas para llegar donde preguntó. Si es que quiere lo que dice querer. Pero ese ya es otro problema, no el tuyo.

A la vida, en su totalidad, es aplicable este ejemplo. Otro.

En mayor o menor medida, a todos nos sucede que, para saber qué debemos preparar, para lo que debemos hacer al día siguiente, lo primero que hacemos es mirar el calendario. Para los estudiantes esto resulta un rito diario.

Pero, cuando se trata de cosa más complejas, por ejemplo, el rumbo de la sociedad, el mundo, la historia, ¿cómo saber dónde estoy en medio de estas ‘palabras’ que siempre están escritas con mayúscula en los libros escolares?

Aquí van algunos textos “no escolares” (cuentos, notas de prensa, breves ensayos, pensamientos) a modo de puntos de referencia para la orientación, señales en el camino. Por eso el nombre de esta revista, en alusión al requisito indispensable para cualquier expedicionario que quiera descubrir nuevos territorios sin perderse.

De ahí me dices si lo que estás por leer te “suena”. Ya sabes dónde encontrarme. Está demás decir que con tu opinión inauguraremos la infaltable sección “Cartas al Director”.