Seleccionar página

Maritza A Hace 1 día

Fernando:

Hace unos días recorrí la Carretera Austral hasta Hornopirén. Un pueblo rodeado de bellos paisajes, muy ordenado, limpio, todo en su lugar, con gente muy amable. Pero, estando allá, llegó un camión con una foto del Che Guevara y muchos hombres, vestidos de negro, se instalaron en varios lugares comunes haciendo el show de siempre: con grandes alocuciones e instando a rebelarse contra los huincas, etc. En Pucón, lo mismo. Donde uno entre o suba (lanchas de paseo) discursos contra las familias poderosas que se adueñaron de las tierras etc. O sea, ensuciando todo.

Se siente la tensión y obviamente el turismo bajó considerablemente. Hoteles que antes estaban llenos, (ahora) están con la mayoría de sus habitaciones y cabañas desocupadas. Y qué hablar de las rutas para llegar a esos lugares: quemando todo, tirando piedras y cocos de pino. Mal, muy mal.

Le di like.

REDPUESTA: Muchas Gracias por ese reporte in situ.

Eso explica muchas cosas y me permite confirmar la sospecha que ya tenía del ninguneo de la prensa oficial a todo esto, poco tiempo después de la tercera versión sobre Catrillanca y el video del carabinero amenazando con hablar, justo antes que don Fernando lo dijese en sus comunicados.

«Dejar que se canse solo», se dice en el boxeo. «Dar soga, para que se ahorquen solos». Dejar que se expanda el incendio, hasta que se consuma gran parte, para que entrar a apagar los focos que queden debilitados sea más fácil. Es una variante de la «tierra quemada rusa», pero en dos fases. La primera es la clásica, dejarlos tomar todo ese vacío de camas que describes. Luego decirles: ¿Querían administrar la región? ¡Háganlo, a ver si pueden llenar las camas!

La segunda fase podríamos llamarla la Venezolación: Algunas trabas legales de parte del gobierno central, falta de subsidios estatales y están fritos. Las camas seguirán vacías. Languidecerán y, como son duros de cabeza, se pelearán entre sí. En esa fractura del «pueblo mapuche», que nunca en toda su historia ha sido unitario (es cosa de ver como ellos mismos se cagaron a Leftraro), el Estado meterá la palanca que los reducirá a la nada histórica, como Palestina. Solo que los mapuche NO tienen un aliado millonario como los saudíes, porque la Madre Venezuela ya ni siquiera es capaz de sacar petróleo para mantenerse ella misma, menos para regalárselo.

Como le dije a uno de ellos: Creen que han ganado, pero tan sólo han caído en la trampa. Ya perdieron, sólo que aún NO se dan cuenta de ello. Ellos siempre sacan a relucir que nadie ha podido acabarlos en 500 años, lo cual, le dije, es otra manera de decir que en 500 años ustedes tampoco han sabido ganar, ¡porque NO saben ganar!

Ahí el tipo me soltó todos los insultos de su credo. Yo sólo me reí y le dije: Si fuera colonialista, NO estaría diciéndote: NO te dejes colonizar por el PC (ya que la publicación en que se dio esa conversación se debía a la presencia del padre de Catrillanca en el Festival de los Abrazos). Se dejan colonizar solos y a quien les previene de que el PC los va a vender en la próxima pasada, lo tratan de colonialista. Semejantes contradicciones internas los tienen acabados.

POST DATA: Situación alternativa en la que se evitó caer, con el retiro del Comando Jungla: Irlanda del Norte. Esa era la situación ideal a la que los asesores internacionales, de algunas comunidades, querían llevar esto: presentarlo como una lucha desigual entre fuerzas armadas y grupos paramilitares, que luchan por la liberación de una tiranía secular (Irlanda-UK/Vasconia-España), de manera de ganarse la simpatía internacional, dado el asesinato de Catrillanca, bajo el argumento: «Ellos comenzaron».

Costo: La exasperación de la gente en la zona, por la inactividad del Estado, dado que esta estrategia es de largo aliento. De ahí la necesidad que el próximo gobierno sea de derecha o, al menos, afín a dicho plan. Se necesitarán, como mínimo, 8 años para llegar a la etapa de agotamiento. De ahí la idea de reforma constitucional lanzada «a pito de nada».

Al menos eso es lo que hubiese hecho yo, con lo poco de Historia, estrategia e inteligencia que poseo.

Te felicito, reportera de guerra.

¿Sudacalandia podrá crear alguien-algo semejante? Estoy yo, pero nadie pesca