Seleccionar página

.

.

Este es el diálogo platónico que nunca pudimos tener con mi suegro.

Siéntate con un tazón de té con leche y una torta de jamón, amor, que esto está güeno y va para largo.

.

.

.

Acá se comenten muchos errores filosóficos-epistemológicos. Muchos copian deficientemente los argumentos que han dado los más grandes filósofos: Las 5 Vías de Aristóteles-Santo Tomás, el Reloj y el Relojero de Descartes, La Apuesta de Pascal, la Tendencia a la Complejidad de Teilhard de Chardin, etc.

Me llamó la atención que nadie expusiera El Despliegue Dialéctico del Ser de Hegel ó El Emanacionismo neoplatónico-gnóstico. Yo lo habría hecho, como propuestas iconoclastas a medio camino entrambos bandos. Un Dios inconsciente que necesitó crear el Universo para tomar consciencia de sí y esa consciencia encarnó en nosotros, los seres supuestamente pensantes de su Creación. La segunda teoría es que Dios se disolvió en su Creación, dado que ocupó su propio ser para ello, por lo cual pasó del acto a la potencia, siguiendo las categorías aristotélicas. Eso habría dejado perplejo a todos obligándolos a reconocer lo Evidente: NO TIENEN IDEA DE LO QUE ESTÁN HABLANDO. Por eso habría sido mejor Juez de la Humanidad, en vez del nipón car’e neko.

El primer problema empantanó todo el debate fue NO haber definido de partida el significado de propósito, porque esto llevó al mal entendido fundamental, que sólo a medias fue resuelto al final, donde se llegó a una confusa distinción entre propósito individual o inmanente y Propósito Universal o Trascendente. Si el Universo tiene un único Objetivo, Todo lo que está dentro de él, por solidaridad tiene el mismo, lo cual obliga a Toda La Humanidad a alinear su existencia con él.

Se nota que falté yo en ese debate, en lugar del Michu (suena a nombre de gato pronunciado de esa manera), que partió bien diciendo que ambos estaban equivocados, pero rápidamente se desgranó su argumento con el mal ejemplo de los unicornios, al colocarlos en el plano material de la existencia. Cualquiera que conoce un poco del asunto, sabe que pertenecen a la esfera inmaterial o espiritual de la existencia. Recuedo cuando soñaste con uno que habían cazado unos enanos malvados y le sacaste la flecha envenenada, pero ya era tarde y murió entre tus brazos.

Este debate, por su mala confección, carece de sentido, porque aplica la idea de Einstein acerca de la inteligencia: Estaban juzgando al pez por su habilidad para trepar árboles o lo que es lo mismo, hablar del Zentido del Cosmos NO es el Objeto de Estudio de la ciencia. De ahí que la anécdota del cómo y el por qué sea La clave de este Eterno Debate, pero haya sido pésimamente aplicado, ya que lo dijo el científico, quedándose en la descalificación de preguntas tontas. Sólo al final se dieron cuenta que la habían cagado. Fue un autogol. Son científicos, NO filósofos.

La ciencia nace como castración de la Filosofía Natural, con la expresa intención de separarse tanto de la Teología y la Filosofía, que supuestamente dejaba atrás, enfrascadas, precisamente en ese tipo de debates bizantinos, para dedicarse a la dilucidación de los enigmas del más acá, ¡ojo! NO los misterios del más allá. Para ello recomiendo el artículo Dios a la Vista, de Ortega y Gasest donde explica la diferencia entre gnosticismo y agnosticismo, vital para entender este dilema existencial.

Cuando se pregunta por EL Propósito del Universo, se está formulando una pregunta que ya Aristóteles catalogó como Teleológica, del griego Telos=Finalidad. Por lo tanto, se está preguntando por el resultado de la carrera mientras ésta se está efectuando, de ahí que la mayoría de los expositores, sin darse cuenta, estaba usando variantes el argumento de Pascal: La Apuesta: Dado que NO podemos saber a ciencia cierta si Dios existe o NO, lo mejor es vivir como si existiese, ya que nada se pierde en caso de NO existir y se gana El Paraíso en caso de existir.

Desde Aristóteles, cualquier filósofo sabe que la demostración de la existencia de Dios es imposible mediante la razón, dado que NO hay una presencia eficaz de su existencia. De ahí la importancia de Jesús, que ha sido la única Presencia efectiva de Dios en la Tierra, según el Cristianismo. Por lo tanto, las 5 vías Aristotélico-Tomistas son pistas en el camino, que permiten inducir su existencia. De ahí lo de Vías.

La pregunta por el Prospósito Universal es teleológica, implica, lógicamente, un más allá del Universo, desde el cual se pueda observar desde fuera, como podemos observar una carrera siendo espectadores o cómo El Hacedor le da la forma deseada a su Obra. Lo mejor que dijo un científico es: NO podemos salir del Universo, lo que imposibilita llegar a saber si el Universo tiene un Propósito, porque la única manera de saberlo es preguntándole a su Hacedor. De ahí que ambos bandos estuviesen de acuerdo que la única manera de responder esa pregunta era contestando la pregunta previa de si hay Dios o NO lo hay. Ya que se pregunta por EL propósito objetivo asignado desde fuera, NO el que cualquiera de nosotros le asigne desde dentro, desde nuestra ínfima y fugaz experiencia individual, porque en el campo de la subjetividad pueden miles, millones los propósitos que imaginemos.

Eso sólo puede ser tema de conjetura y de Fe. Precisamente, porque la Ciencia NO fue creada para responder preguntas escatológicas (del Más Allá) ni teleológicas (de su finalidad o sentido), sino procedimentales, es decir, procedimientos, el cómo funcionan las cosas, NO el por qué y el para qué.

Así que ahí está el Segundo Gran Error de este debate: Haber invitado a científicos a discutir asuntos que escapan a su jurisdicción mental. Esta discusión es filosófico-teológica, NO científica.

Como es imposible demostrar y negar la existencia de Dios mediante la razón (desde Platón en adelante la Filosofía siempre lo ha tenido claro), es consciente que lo único que puede hacer es clarificar la necesidad de su existencia, para efectos de fundamentar la conducta humana, ya que de otra manera carecería del punto de apoyo para una ética que NO sea simplemente asesinar y robar.

Desde el punto de vista moral, Dios es el diapasón que permite la afinación de los instrumentos, porque mantiene la nota perfecta de manera inalterable.

El Tercer Error que tuvo este debate, también sólo a medias clarificado al último minuto del debate es la falaz correspondencia entre Sentido del Cosmos y Sentido de la Vida Humana. Ni teólogos ni científicos llegaron la claridad conceptual de este punto, nuevamente, porque ninguno de ellos era un filósofo.

Como el Propósito de cualquier cosa se resuelve más allá de ella: El propósito de un martillo sólo se entiende gracias al clavo, que está más allá de él; El Universo sólo revela su propósito en la existencia de Dios y el específico propósito que Él le haya asignado en su creación. Así mismo, el ser humano sólo adquiere su sentido o revela su propósito en la Sociedad, que es el más allá de la Individualidad. En este propósito del individuo, la vida personal, sí puede entrometerse la ciencia, ya que ha desarrollado métodos de estudio acerca de Sistemas Complejos, donde el individuo viene a ser una partícula elemental y la Sociedad un Macro Sistema en la cual el individuo se inserta y desenvuelve o comporta como un electrón, protón o neutrón, usando como analogía estos conocimientos científicos.

De ahí que el peor y cuarto error conceptual, rayano en la falacia irracional, fue haber igualado: Propósito del Universo con el propósito personal. Porque muy bien se puede dar que dentro de un Cosmos sin Propósito alguno, la vida de cada ser humano si lo tenga, debido a que éste consiste en su Relación Específica para con la Sociedad a la cual pertenece. De ahí que fue un golpe bajo de parte de los teístas el decir que la vida de los ateos carece de propósito, por el sólo hecho de NO creer en Dios, cosa que tardíamente se dieron cuenta los ateos y reaccionaron argumentando la Moral Natural, que, dicho sea de paso, era tema central del debate entre los escritores de sagas juveniles más grandes del siglo XX: Lewis y Tolkien.

Tolkien defendía la Moral Natural, razón por la cual en ningún momento se ve en sus sagas, El Señor de los Anillos o El Silmarillion, un acto de culto, ya que la Moral es intrínseca al hecho de ser humanos, por lo que NO requiere de una divinidad que de el ejemplo, como Jesús que se dejó crucificar para demsotrar su Bondad a toda prueba o para exigirla a punta de castigos como Yahweh en el Antiguo Testamento y las sucesivas destrucciones de Sodoma y Gomorra y el Diluvio.

Por el contrario, C.S. Lewis encarnaba la Moral Revelada que sostiene que NO hay Moral sin Dios, por las razones ya dichas. De ahí que en su obra más famosa, Las Crónicas de Narnia, Aslan sea el personaje que simboliza a Jesús, por cuanto da la vida por el Traidor y Resucita al Tercer Día, justo para la Batalla Final.

Dicho sea de paso Tolkien odiaba a Lewis: Si oigo una palabra más de tus animales parlantes, te mato. A lo que Lewis respondió: Me tienes hastiado con tu putos elfos. Obvio que NO se insultaron de esa manera, sino de una forma mucho más refinada y académica, pero es la idea.

Para concer la tragedia que influyó en la conversión de Lewis, recomiendo la película protagonizada por Anthony Hopkins, como Clave Staples Lewis.

.

.

Mi Propuesta

.

NO recuerdo cómo se llama la película del actor John Ritter, de la sitcom Tres Son Multitud. En ella, después que una ola lo bota, se ilumina y exclama: DIOS ES HUMORISTA. De ahí que le guste esconderse y se ría de nuestros deseos egoístas y cortoplacistas. ¡Encontré su trailer! ¡Y justo aparece la escena siguiente a la que recordaba:

Dios es infinito y eterno, por lo cual excede toda capacidad humana de comprensión, por lo que cualquier cosa que pensemos acerca de la Divinidad se queda corta, tal como cuenta la anécdota acerca de Santo Tomás, mientras escribía su Summa Theologica.

Una vez estaba en una playa, caminando pensativo, ya que estaba escribiendo su Tratado de Teología, el cual tenía mucha dificultad en terminar. En eso ve, a cierta distancia, a un niño que corría desde el mar a la arena con un cubeta. Echaba el agua en un hoyo que había cavado en la arena y regresaba corriendo al mar, a traer más agua. Cuando volvía, la arena ya había absorbido el agua que había echado. Ahí se acerca el teólogo y le pregunta por qué está haciendo eso. El niño le dice que quiere poner el mar en ese agujero. Tomás se sonrie ante la ingenuidad del niño y le dice que NO se agote en ese esfuerzo inútil, el mar es demasiado grande para ponerlo en ese pequeño agujero. Entonces el niño se da vuelta a mirarlo y le replica: Eso es lo que has estado haciendo intentando entender a Dios. Dicho esto, el niño desapareció. Era un ángel que había aparecido para advertirle de la imposibilidad de su aspiración. Desde ese momento del Doctor de la Iglesia se tomó más relajado su trabajo y pudo avanzar hasta completarlo.

El hecho que sea Eterno e Infinito excede absolutamente las categorias mentales de Tiempo y Espacio con las cuales pensamos todo, por lo que Dios está más allá de nuestro entendimiento, pero, al mismo tiempo, cual electrón, también está más acá de nosotros. Puede darse todos los lujos y estar en todas partes, lo cual, para nuestra limitada percepción, es como NO estar. Recordemos que, dentro del espectro de las ondas electromagnéticas, percibimos un rango muy pequeño que es nuestra luz visible. Tanto insectos como animales pueden percibir infrarojo o ultravioleta, que son espectros más extensos. Lo mismo para el sonido, otro tipo de onda. Perros pueden percibir frecuencias mucho más agudas que nosotros. Murciélagos y Delfines ocupan muy alta frecuencia como radar.

Por último, me llamó mucho la atención la soberbia de los científicos ya que NO tomaron en cuenta esta extrema limitación de nuestra percepción temporal, que tan sólo es una metáfora para todas nuestras limitaciones, que deben llamar siempre a la más profunda y sincera humildad. Limitaciones que, tal como dije en otro artículo, hay que tener consciencia en el ámbito del Tiempo y el Espacio.

Tenemos un sólo cuerpo, por lo que es muy limitado lo que podremos llegar a percibir de manera directa, debido a la Grandeza del planeta. Con los medios actuales, ¿cuánto Tiempo y dinero costaría visitar todos los países del Mundo y sólo sus ciudades más importantes y dentro de ellas los sitios más importantes, para verlos con los propios ojos y oírlos con los propios oídos? ¿Verdad que sería necesaria más de una vida?

En otra columna plantée la fábula-aporía de una tortuga que conversa con una mosca. La mosca se ríe de la tortuga, por arrastrarse lentamente por el fango del río. Que mientras ella va y vuelve de comer, varias veces, la tortuga apenas avanza unos pasos, por lo que siempre sabe donde está, en cambio la tortuga pierde de vista a la mosca, cuando se aleja raudamente. La tortuga la mira tristemente, en su Sabiduría, le responde: Pero tú NO verás el verano. La mosca le pregunta ¿qué es eso? La tortuga responde: Es algo que NO vivirás para conocer. Sólo te puedo decir que hará más calor que ahora.

Somos limitadísimos en Tiempo y Espacio, las categorías mentales básicas, descubrimiento de Kant. Todo lo que percibimos es limitado, obviando el otro eternos debate gnoseológico, de si lo percibimos limitado porque nuestros sentidos son limitados o porque las cosas son limitadas en sí mismas. De hecho Kant nos dice que la cosa en sí misma jamás podremos conocerla. He ahí la limitación de nuestra capacidad de conocer.

De ahí que me extrañó la soberbia de ambas partes que se planteaban implícitamente como conocedoras de la Realidad en sí misma. De ahí que en el video me pareció medianamente acertada la opinión del hombre en silla de ruedas. Digo medianamente, porque sólo percibió la soberbia de uno de los bandos, NO de ambos que se arrogaban el conocimiento completo de la cuestión a debatir.

De hecho, en los científicos es más notoria esta soberbida, dado que la física contemporánea, tras el descubrimiento de las materia y la energía oscura tuvo que hacer otro ejercicio de humildad y reconocer que todo nuestro conocimiento tan sólo explica el 3% del Universo, el otro 97% es completamente opaco a nuestro entendimiento. La materia oscura NO reacciona a las ondas electromagnéticas y sólo es deducible por su interacción gravitatoria con la materia luminosa. Los cálculos sostienen que de NO ser por esta materia, las galaxias se habrían disuelto hace millones de años, ya que sería el 47% de todo lo existente en el Universo. Su fuerza gravitatoria es la que mantiene unidas los cientos de miles de millones de estrellas en cada una de los cientos de millones de galaxias.

El otro 50% es la energía oscura que hace todo lo contrario: Es la causante de la expansión del Universo, que separa a cada grupo local de galaxias entre sí y se fortalece con el Tiempo, hasta que llegará el momento en que la materia oscura NO podrá mantener unida las galaxias y las estrellas se separarán entre sí y luego los planetas y luego la materia misma será desgarrada cada vez en sus componentes elementales, hasta que, según dicen algunos cálculos, dentro de otros 13.400.000.000 de años, las mismas partículas elementales: electrones, protones y neutrones serán desgarrados por la fuerza oscura, disolviéndolos en un campo quántico de energía indeterminable.

De ahí que la Física, en particular la astronomía haya sido históricamente, la Maestra de la Humildad humana:

Primer ejercicio de humildad: La Tierra NO es plana. Aristarco en la Biblioteca de Alejandría midió la sombra de dos puntos. NO sólo se percató de ello, sino que lo midió con la mejor precisión posible en su Tiempo.

Segundo ejercicio de humildad: Eratóstenes luego se dio cuenta que era la Tierra la que giraba en torno al Sol, que era mucho más grande, pero estaba más lejos, de ahí en error en la percepción del vulgo. Ambos descubrimientos tuvieron que esperar a Colón y Copérnico para ser asentados en la Consciencia Colectiva de la Humanidad.

Tercer ejercicio de humildad: NO somos creados por Dios, sino evolucionados. Darwin. Sólo somos la cima momentánea de la evolución, como hay restos de especies desaparecidas, nosotros podríamos ser la próxima en desaparecer.

Pero todavía nos quedaba la joya de la corona: La Razón, esa capacidad de entenderlo todo, como dijo Pascal en su famoso pensamiento de La Caña Pensante.

Cuarto ejercicio de humildad: Freud demostró que NO somos tan racionales como Aristóteles dijo. Debajo de toda nuestra pretendida Civilización, yace, esperando el momento para levantarse y dominar la conducta, el Inconsciente. A lo que Jung precisó: Colectivo.

Quinto ejercicio de humildad: Creíamos conocerlo todo. Error, sólo conocemos a duras penas y grandes rasgos, con muchos vacíos y dudas, sólo el 3% de todo cuanto existe en el Universo.

Es decir, con semejantes carencias que podrían compararse a tener sólo un pie y una mano, ¿podemos arrogarnos la capacidad de conocer a quien por definición es más Grande que Todo, a quien es Eterno e Infinito? ¡Por Dios(a)! ¡Cuánta soberbia!

A este respecto recuerdo el cuento de las tres hormigas de Yalil Gibrán: En una caverna se encuentran tres homrmigas. Se saludan y preguntan dónde habían estado. Una dice un desierto, otra dice una selva, la tercera dice que ha encontrado a La Gran Hormiga en estas cavernas. En ese momento, un borracho, que estaba dormido, pasando la resaca, se rasca la nariz y mata a las tres hormigas. ¿Cómo lo pequeño osa decir que conoce lo Inmenso? Una hormiga había estado en el estómago al sol y la otra en su axila húmeda.

Para terminar, Gandihi dijo algo así: Sólo si te vuelves humilde como el olvo del camino, podrás ser Sabio.

Nota bene: Todas las citas son de memoria, por haberme sido robada la mitad de mi biblioteca y la mitad restante NO es la mejor ni la tengo a mano. Así que si encuentras imprecisiones en ellas y tienes como rectificarlas, serán bien recibidas dichas rectificaciones.

.

POST DATA: 24-12-2020

.

Acabo de conversar con el viejo Felipe, conocido como el loquito del barrio, por ir absorto en sus pensamientos, muy inquisitivos, al son de la música china que oye a todo lo que da el parlante que posee. Lo llamo Embajador extraoficial de China en Pocuro, porque sabe mandarín y pasa oyendo su emisora todos los días, por lo que sé cuando va y viene. Bajé a saludarlo, porque es humilde y tiene una mente abierta al conocimiento, lo que hace una delicia conversar con él. Especialmente a partir del estrechamiento de los lazos entrambos países.

Hace unos días me presentó a un adulto joven de origen alemán avecindado hace muchos años en Chile, con el cual conversamos del peso cada vez mayor de China en el Mundo. Dijo que tiene un libro recién traducido del chino al alemán, por lo que dejó abierta la posibilidad de conversarlo. Esa era mi idea, concretar esa oferta, pero me preguntó qué estaba haciendo y le conté de este artículo, por lo que la conversación derivó al asunto Dios y él me hizo varias preguntas a quemarropa, de la cual rescato: ¿Donde está Dios?

Ahí me quedé pensando, porque el nivel alegórico de las tres hormigas sería muy complejo entenderlo y tiene derivadas que muy bien podrían haberlo distraído de lo medular, así que tuve que improvisar una respuesta. He aquí ella:

Cuando ud. pregunta: ¿Dónde está Dios? Está meando fuera de tiesto, porque Dios, por definición es Eterno e Infinito. ¿Es Verdad? -Sí. Esa es la gran diferencia entre Dios y los humanos. Los humanos somos limitados por donde se vea. Tenemos un cuerpo que ocupa un cierto espacio, ni más, ni menos. Ese cuerpo está aquí, no ahí ni allí. NO se expande hasta ocupar todo el espacio. Sólo podemos tocar las cosas que están en el radio de nuestros brazos. Lo mismo pasa con el tiempo: Nacemos y morimos.

-Y envejecemos, acotó.

Sí, pero eso NO es un límite, porque el límite es cuando empieza y cuando termina, en este caso, la vida y la vida termina con la muerte. Nacimiento y Muerte son los límites temporales de la vida. Por lo que sólo vivimos un tiempo específico. Ni antes ni después.

En cambio, a Dios Todo eso NO lo afecta, porque es ilimitado. Está antes que nosotros y estaré después que nosotros, porque es Eterno. Es más, está antes del Tiempo y estará después del Tiempo, porque el Tiempo es limitado y la Eternidad NO. Lo mismo pasa con el Espacio. Por así decirlo, el Espacio está dentro de Dios, por ser infinito, por lo que Dios NO puede estar en el Espacio. O, dicho de otro modo, podría estar en todo el Espacio simultáneamente, lo que se llama ubicuidad.

Por así decirlo, tanto el Tiepo como el Espacio están en Dios y NO Dios en ellos. Por eso que preguntar: ¿Dónde está Dios es NO entenderlo? Por eso es tan difícil entenderlo, porque primero se debe entender lo que son Eternidad e Infinitud. Como los humanos somos intrínsecamente limitados, ¿cómo podemos entender lo que NO tiene límites? (Me sentí reviviendo la explicación del apeiron de Anaximandro). Pensé: ¿Cómo puede estar lo ilimitado en lo limitado? Inmediatamente me di cuenta que tan abstracta-metafísica pregunta sería incomprensible para él. De hecho su cara mostraba signos de anonadamiento. Ahí recordé lo del todo y la parte.

¿Puedo decir que Felipe está en la uña del dedo gordo del pie izquierdo? NO. ¿Verdad?

¿Puedo decir que Felipe está en el dedo meñique de la mano derecha? NO. ¿Verdad?

Porque usted NO es una parte, sino un Todo. Por lo tanto, está en todo su cuerpo al mismo Tiempo.

De manera parecida Dios NO está en alguna parte, porque NO sólo NO es una parte, sino que es un Todo, como usted y como yo, sino que es un Todo Infinito y Eterno, por lo cual podemos decir que el Tiempo y el Espacio están dentro Él. Nosotros estaríamos dentro de Él, por lo que NO podemos verlo, porque sólo estando fuera de algo, podemos verlo.

Por ejemplo: ¿Usted es capaz de ver la Tierra? ¡NO! Porque es muy grande. Lo único que podemos ver es la calle, las casas, el cerro y la gente con los vehículos que van de un lugar a otro. Ver la Tierra sólo es posible desde el espacio exterior, porque la Tierra es muy grande.

-Sí, es muy grande, por lo que tendríamos que verla desde el espacio exterior, como los astronautas.

Exacto. Lo mismo tendríamos que hacer con Dios, pero es imposible, porque Él(Ella) es Eterno(a) e Infinito(a). Imposible sacarle una foto, como los astronautas le sacaron uno a la Tierra comprobando que es redonda. Por eso le digo que es imposible entender quién es Dios, porque primero es necesario entender qué son Eternidad e Infinitud y eso cuesta mucho a la gente, porque somos limitados y vivimos en un Universo limitado en todos sus aspectos.

-Sí, sí. Muchas gracias. Nos vemos. Tengo que ir a almorzar.

Nos despedimos y me vine a escribir, pero estuve muy cerca de él y me había mostrado un video en su celular de un chef chino haciendo fideos con su manos, así que me iré a lavar las manos y la cara, para estar tranquilo, porque NO creo que esté contagiado de La Peste. Rociaré con desinfectante el computador. Nos vemos otro día, si seguimos vivos.

.

Post Data 24-12-2020:

.

Acabo de conversar con Don Hernán y le he contado de este artículo y al hacerle la pregunta si cree que el Universo tiene propósito, me ha respondido: Es que así como está, NO me sirve.

Asombrado, dado que hasta este momento sólo hemos hablado de Propósito y Sentido, NO de utilidad, he debido preguntar a qué se refiere con servir, porque eso presupone que debe servir para algo. Esa utilidad sería su sentido. Como utilidad tiene esa connotación tan materialista en el peor sentido del materialismo, ya sea capitalista como dialéctico, tomé aire y me dispuse a oír una prédica utilitarista-práctica, NO sé, acerca de generar riquezas o servir para vivir mejor todos, pero reconozco que me sorprendió al decir: Sí, debe servir para viajar a Marte, como si se tratase de viajar, NO sé, ¡a China!”.

.

Su sonrisa es algo singular. Contiene el Propósito del Universo.

.

Ahí le dije:

¡Ah! Eso revela que para usted el sentido de la vida y, por ende, del Universo es servir de Parque Temático, que sea divertido. Se sorprendió de esa afirmación y me dijo lo último: Al Universo lo veo como una pieza vacía, a la que se enciende y apaga la luz: Fome. Si, al encender la luz, hubiese alguien, sería otra cosa. Y si ese alguien fuese bueno, divertido, la pieza tendría sentido, propósito.