Seleccionar página

.

Un momento de relajo… y una reflexión, por ser sábado en la noche.

.

.

Acabo de verla y me dolió. Su aparente simplicidad y el uso de códigos joligüdenses oculta una profunda complejidad. Tan sólo apuntaré dos aspectos: La sugerencia de solución para el conflicto interno Santa Cruz vs La Paz-Cochabamba, a través de una Visión de Futuro. NO te quedes pegado al pasado, nena, oía en sordina mientras la veía.

2.- Se criticará que esto es un subproducto de la aculturación de toda LATAM al Imperio. Sí, pero, al igual que durante el Bajo Imperio, todo el Medirretáneo hablaba Bajo Latín, ahora todos viven moldeados por los malls, adoran los MacBooks y el castellano está salpicado de anglicismos, para lo cual será bueno recordar otro video.

.

.

Pero, al igual que el Bajo Latín facilitó la comunicación de decenas de pueblos y culturas al interior del Imperio romano, los códigos joligüdenses permiten lo mismo entre lo yanaconas. Esa es la paradoxa planteada por esta película e insinuada al comienzo de la POÉTICA DEL CINE, de Raúl Ruiz: Estas películas son utópicas, porque hablan a todas partes en general, es decir, a ninguna en específico. De ahí que puedan ser vistas en todos los lugares donde los códigos imperiales sean aceptados. ¿Se entiende la referencia?

Eso me lleva a formular la pregunta de los mil millones de dólares: Si esta película se pudo haber hecho en cualquier parte del mundo, ¿por qué se hizo en Bolivia y NO en Chile, donde la vida de mall y su lógica de consumo está asumida como el Eje Coordinador de la vida? Sea dicho para vergüenza de los modernistas-progresistas shilensis, a quienes está dedicada esta columna, como bofetada comprobatoria de mi Profecía de mediados de los noventas: ¡Ustedes son infértiles!

.

Lo que se me le(sic) viene a la cabeza es:

.

TESIS:

.

Cuando la vida se ha reducido a un simple copiar y pegar los esquemas narrativos imperiales, rellenándolos con algo de contenido local, sólo quien siente verdadera necesidad de REUNIFICACIÓN NACIONAL, genera una respuesta ecuménica. Para ello es imprescindible tragarse todo lo amargo del pasado, asumiendo la transculturación como la realidad de base y marco conceptual donde reunir la diversidad y proponer un camino de convivencia para los grupos en conflicto.

.

Explicación:

.

La Comedia romántica yanqui, entre dos hermanos paceños y dos mujeres de Santa Cruz sirve de marco argumentativo para EL Tema de Bolivia: Cómo ser una Nación y NO una bolsa de gatos que se estén matando a cada rato. Que sea a partir de un engaño, una acción forzada, el modo de iniciar dicha relación, NO deja de ser simbólico. Tampoco que quienes engañan sean unos pobres nerds (obsérvese el fetichismo a la mercancía, como dirían los sociólogos) y lo hagan por necesidad material de sobrevivencia, ancla la película al contexto latinoamericano. Identificación es lo que diferencia arte de ciencia.

El hecho que NO necesiten decir que son parte de la aristocracia terrateniente, es una sutileza del libreto, ya que toda la puesta en escena lo deja meridianamente claro. Pero NO se confundan, tampoco son las típicas niñas bien. Están imbuidas del espíritu libertario modernista: Independizarse de los hombres. Cambiarse de ciudad, para dejar a los padres patriarcales, y conseguir trabajo, para NO depender de otros hombres. Que los encuentren tiernos y los prefieran por eso, a pesar de ser raros, es el otro detalle ecuménico.

.

DIGRESIÓN: ¿Es posible una historia similar en USA? ¿Quién hace más copy paste? Esta historia suena ingenua a esta altura del partido, dentro del cine yanqui, que está claramente en otra. Quizás veamos su remake gringo en un par de años. sintomático son los subtítulos en inglés. Ahora entiendo por qué ellos adaptan las películas extranjeras, sólo para ahorrárselos. NO sabía que también soy imperialista. Fin digresión.

El hecho que el par de hermanos sean nerds productivos es La Visión de Futuro que mencioné más arriba. ¡Dejémonos de exportar commoditties y exportemos inteligencia! Aunque sigamos importando-adorando Apple. Todos los fetichismos son enfermos.

El Arribismo al inicio de la película es transversal a todo el mundo, por lo que puede ser visto y apreciado en cualquier parte. Lo que NO vio Ruiz es que si las utopías están de moda, es porque todo el Mundo es la misma distopía post moderna-líquida-post industrial y todos necesitamos el balón de oxígeno del Final Feliz, para seguir viviendo. Esto es posible sólo porque ya estamos Culturalmente unificados. Tan sólo somos matices de lo mismo.

Aún en medio de esas enfermedades psico-sociales: Fetichismo. arribismo, es posible encontrar el Verdadero Amor, es decir, la aceptación del otro como legítimo otro en la convivencia cotidiana, tal como lo definió El Poeta de Chile.

La Aldea Global NO sólo ya ES La Realidad, sino que esta aldea (mi mente se escapa a The Village, de Shyamalan), en vez de crecer, se contrae, como su economía, disminuye su espacio habitable, NO porque se contraiga físicamente, sino mentalmente. Hace décadas me siento tan asfixiado, que algo, que parece ser más de lo mismo, esta película, precisamente por su arquitectura de relojería (me es imposible NO pensar en películas tipo Ocean Eleven) es una bocanada Utópica en medio de tanta muerte evitable, de haber sucedido esta historia en la grisácea Realidad.

En realidad sí ocurrió. Sólo que el Final Feliz NO fue para siempre y ahora estamos separados mi princesa quechua y yo. La Reconciliación de nuestras razas se realizó, pero NO tuvo repercusión social. Aplicación concreta (cómo odio esa palabra) del Principio Epistemológico de DISCONTINUIDAD: Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, por más contiguas que estén en el TiempodEspacio. Un momento todo bien y al siguiente, estás muerto. ¿Qué pasó en medio? Discontinuidad-Quiebre. Fin.

Capuletos y Montescos aún se odian. El Cine es más dulce y tierno que la grisácea Reality. ¡Happy Weekend!