Seleccionar página

.

Para la mujer que leía la Metafísica de Aristóteles (palabra no incluida en el diccionario de la app) en la micro y la niña que buscaba libros de Management en la librería de segunda mano.

.

.

El estúpido manifiesto de la polaca «sin sangre» (Mayol dixit) niega la nobleza a los árboles, las flores, todo lo vegetal. Esa Nobleza que es Belleza y es adorada por mi amante.

La Novela siempre es la Poesía de los tontos, como dijo Enrique Gómez Correa.

En realidad esa novela es un puro simulacro, que trata de ensalzar la falta de vida. Esa descripción que da de sí misma, es el manifiesto de un amputado. Trata de vender la pescá de plenitud, fuerza y vitalidad, cuando es la declaración explícita de la carencia de esas cualidades, la real motivación de ese ejercicio literario lleno de clichés.

El personaje, que se jacta de su fuerza física, es una simple hoja al viento. Seca, marchita y si NO se ha podrido es simplemente porque NO ha tocado suficiente Tiempo el suelo, para que los hongos se la coman. Esa obra que describe el alma seca de un continente exangüe. Dándole la razón al Viejo Pepe sobre todo lo que decía de Europa y, especialmente, la novela. Lean su crítica a Baroja y verán como ese carácter disperso, fragmentario y de almanaque ES lo propio del ese estilo de novela que profetizaba sería popular en el futuro.

Hemos llegado a ese futuro, donde la fragmentación y la dispersión, que antes era la cima de un proceso mental-espiritual, ahora son el vulgar nivel del mar. En el caso de Baroja, era fruto de un trabajo de demolición interno de los miembros gangrenados de una Civilización colapsada, escenario entrevisto gracias a la Caída del Imperio español en 1898 y corroborada en la Gran Guerra de 1914. El resto de los imbéciles sólo se darían cuenta de ello tras su autodestrucción como Agente Histórico en 1945.

Desde ese momento Europa pesa un paquete de cabritas. Usa hace lo quiere con ella, si le dice: Salte de Irán, ellos No van. Es tan patética, que China la está comprando poco a poco. NO es casual que se haya comprado El Pireo. Al menos, los chinos Sí tienen Consciencia Histórica. Los occipitales, carecen completamente de ella. Bolsonaro, Piñera y Trump son ejemplos paradigmáticos de pueblos que la han perdido completamente, si es que alguna vez poseyeron ese raro Súper Poder.

Que le den el Nóbel a un novelista revela cuan irrelevante es, literariamente, dicho premio. Por algo Borges decidió NO escribir novelas y cuando vio que un cuento se le desparramaba en ello, abortó «el proyecto». Que se den el Nóbel sea eurocéntrico es tan sólo el acto reflejo de un perro lamiéndose las heridas de su irrelvancia histórica. NO hay manage a troi en La Historia, sólo dúos. Roma-Cartago; Roma-Partia. España-Inglaterra. Francia-el resto. Alemania-el resto. Usa-Urss. Usa-China. Los demás son simples observadores.

En síntesis, toda novela me causa náuseas y que alaben almas muertas en vida y que quieran elevar a heroísmo (sólo lo heróico es noble) la sequedad de su alma, me caga el día y maldigo a todos los que avivan la cueca muerta.

Personalmente la odio: ¿Cómo se atreve a decir que NO hay Minotauro en el Laberinto? Se nota que NO conoce a Piñera: El Monstruo encerrado en La Moneda. Eso ya la descalifica como intelectual. Podrá tener 120 de IQ, pero es imbécil.

Lo bueno, es que su civilización, ese tipo de civilización está en ruinas y ha llegado el Viento de Lo Sagrado que esparcirá tanta ceniza acumulada. Europa ES Auchswitz, sólo que más grande, ya que sus rejas están en el norte de África, como el antiguo Imperio romano. El Imperio ha caído, Pan ha resucitado, dijo el Coyote Viejo y su aullido es más poderoso que cualquier estúpido Nóbel de mierda. Los chamanes estamos de vuelta.

.