Seleccionar página

Para la que atormenta mi vigilia y mi filosófico botillero,

por decir que les recordaba a mi más famoso discípulo.

.

He decidido darme el milésimo sobrenombre: Calmarcito.

Con mi barba cana y larga, en el barrio me dicen: Marx.

A lo que yo, humildemente (quienes me conocen saben que NO lo soy),

les respondo, NO es para tanto, tan sólo soy: Carlmarcito.

Este infantil e ingenuo neologismo

proviene del habla popular «Carmao», por: Calmado.}

Y, «Marcito», por el diminutivo de Marx.

Figura popular y marginal,

aún siendo el tipo más sabio del Niverso,

hoy por hoy, sólo soy otra modulación

de frecuencia corta y modulación amplia

del sempiterno loquito del barrio.

Ese que siempre está prediciendo El Fin del Mundo.

De ahí la referencia de ayer al Gran Karl Heinrich (Enrique, tocayo mío)

que dijo, parafraseándolo con gran libertad y ligeresa:

El Sistema Capitalista, por su misma lógica especulativa-financiera, produce cíclicos períodos de burbujas y desplomes de sus bolsas de valores.

Pero, como todo Gran Profeta del Mesianismo (tal como nos aclaró Mircea Eliade), lanzó su propia verZión de «El Elegido» (tiembla Neo) dijo, nuevamente parafraseo libre y despreocupadamente: Llegará el día en que la burbuja especulativa sería de tan GRANDE, que su consecuente reventón, acabaría con el sistema mismo, propiciando las condiciones para que El Pueblo Elegido recupere para sí lo que nunca debió dejar de ser suyo, es decir, ¡TODO!

Pues bien, ¡ESTA ES LA OCASIÓN! La FED infló tanto la burbuja de Wall Street que bastó un virus para pincharla y miren cuánto ¡YA NOS CAGÓ NUESTROS SUPUESTOS FONDOS DE PENSIONES! QUE LAS ASEGURADORAS YANQUIS SE ROBARON PARA INFLAR AÚN MÁS LAS BURBUJAS DE WALL STREET: Tesla, Amazon, Apple, Facistabook, Pinterest, Wework y nuestros viejos amigos: Wells Fargo, J.P. Morgan (CRIMINALES) y Bank of America y las INSOLVENTES aseguradoras, como Met Life y todas las que compraron las AFPs shilensis.

https://es.wikipedia.org/wiki/Karl_Marx

UNSPECIFIED – CIRCA 1865: Karl Marx (1818-1883), philosopher and German politician. (Photo by Roger Viollet Collection/Getty Images)

MI amada musa inspiradora fue la primera en decírmelo.

¿Qué se siente estar casada con él?

Tragó saliva...

El filósofo, el intelectual, anda siempre entre los bastidores revolucionarios. Sea dicho en su honor. Es él el profesional de la razón pura y cumple con su deber hallándose en la brecha antitradicionalista. Puede decirse que en esas etapas de radicalismo —al fin y al cabo las más gloriosas de todo ciclo histórico— consigue el intelectual el máximum de intervención y autoridad. Sus definiciones, sus conceptos geométricos» son la sustancia explosiva que, una vez y otra, hace en la historia saltar las ciclópeas organizaciones de la tradición. Así, en nuestra Europa surge el gran levantamiento francés de la abstracta definición que los enciclopedistas deban del hombre. Y el último conato, el socialista, precede igualmente de la definición no menos abstracta, forjada por Marx, del hombre que no es sino obrero, del «obrero puro».

José Ortega y Gasset, Pepe, El Viejo. El Ocaso de las Revoluciones

.

¿Esta es la Revolución del «Pensionado Puro»?

.

Y yo acá, NO te cobro ni un cobre pa decirte: ¡TE CAGARON!

¡Y votaste por ellos, para que te cagaran! 🙂