Seleccionar página
NO coincido con su visión conservadora, pero felicito su valentía por lanzarse a crear su medio y ser honesto, dos cosas que escasean en Chile.

El arrepentimiento de los carabineros al segundo después de los disparos, tal como mostró el video filtrado, es total. Sabían que la habían cagado, lo que NO podían saber es que la cagaron a fondo. Se dejaron llevar en el peor momento, de la peor manera y el diablo metió la cola, para desatar la rabia contenida durante décadas.

El problema mapuche es que ha sido chuteado durante toda la supuesta transición, durante estos 38 años. El problema es que ya NO puede ser chuteado más, porque la tensión está llegando al punto de NO retorno, tal como vengo diciendo hace 15 años, cuando tomé contacto con él. ¿Qué va a pasar si civiles matan a algún mapuche? ¿Será la declaración de Guerra Civil? Tanto en Historia, como en la bolsa, “el de atrás apaga”, el último que se sube a la micro, paga los platos rotos por todos los anteriores, eso es lo que le está pasando a Piñera: Primero Quintero y ahora Araucanía.

La culpa NO es de Piñera, que ha hecho todo lo que puede, su problema es que la cancha en la cual puede jugar es muy pequeña, porque el mundo entero está en “otra parada” totalmente contraria a las guerras de exterminio, y a favor de reconocer diversos grados de autonomía a los pueblos ancestrales, como ha sucedido en muchos países desarrollados. Ese mundo desarrollado vería con muy malos ojos un escalamiento del conflicto mapuche a niveles de guerra civil. Inmediatamente lo compararían con Irlanda del Norte y Palestina.

Chile está en una tierra de nadie, por la misma división social ante el tema, por lo que cualquier gobierno carece del quorum necesario para dirimir este problema de una manera lógica, sensata, que es lo que pasó con el proyecto de Reconocimiento Constitucional de los Pueblos Originarios desde la década del 90, por la firme oposición de la derecha y la tibia insistencia concertacionista que nunca se lo tomó en serio, para movilizar a la sociedad chilena entera, en busca de un “punto final”. Siempre a “medias tintas”, ambos bandos, sacando provecho electoral del drama, prometiendo más represión o compras de tierras, dependiendo de si era la derecha o la izquierda.

Me da la impresión que dicho rechazo sistemático a reconocerlos es una “bomba de relojería” que les estalló en la cara, al igual que la insubordinación del General de Carabineros que NO renunció, porque ellos mismos habían impedido la reforma constitucional para que el Presidente pudiese remover a los Comandantes en Jefe, sin tener que rendirle cuentas a nadie.

Imagino la cara de furia de Piñera al NO poder despedir a un tipo que NO le sirve, tal como hacía en sus empresas. Eso lo indignó, NO porque el carabinero pasase a llevar la majestad de la Presidencia de la República, sino por lo anteriormente dicho.

Personalmente creo, porque no tengo pruebas para comprobarlo, que hay sectores en la derecha que estaban esperando una situación insurreccional, para poder aplastarla con el ejército, que es lo que están pidiendo los ultras de la zona. Si lo hace, Chile recibirá condena desde la ONU en forma inmediata. La imagen país se va a la cresta y cae el turismo internacional y la inversión extranjera, porque nadie invierte en un país en guerra. Las cosas hay que pensarlas y decidirlas en el “momento adecuado”.

Lamentablemente el momento oportuno mapuche pasó hace 15 años y NO fue aprovechado. Ahora estamos pagando las consecuencias. Lo que antes se habría sanado con pequeñas concesiones, ahora requiere cirugía mayor y, como toda cirugía, es dolorosa. Como nadie quiere pagarlo, el charco de sangre aumentará, poco a poco, bajo la Ley del Talión.

“Empoderar” a carabineros y desplegar al ejército, para que puedan exterminar a los mapuche NO es el camino, por el simple hecho de que es imposible exterminar a un pueblo (insisto en que son pueblo, dado que tiene un idioma propio) y esa violencia engendraría un odio aún más profundo e imborrable que el ya existente. Quienes exigen eso son tan terroristas como los de la CAM quemando predios y camiones.

El Estado y su Gobierno se ven impotentes, porque NO quieren adoptar la única vía de solución al tema de los pueblos originarios: Reconocimiento Constitucional. ¿Cómo reaccionarías ante la noticia de que Isla de Pascua pasó a soberanía francesa, debido a una decisión del consejo de ancianos de Rapa Nui, que se aburrió de esperar las eternas promesas del Estado chileno?

El chileno promedio es un analfabeto (85%), un tonto y debido a esto, suceden las estupideces que nos han llevado estos últimos 40 años al escenario de estancamiento y mediocridad abismante en que malvivimos. Si llegaste hasta el final de este artículo, claramente, NO perteneces a ese grupo. Bien por ti. Ojala me ayudes a hacer entrar en razón a esa Gran Mayoría que está jugando a la guerra, sin saber la mierda que es y que acabará con todos nosotros, de una u otra manera.